Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

Cine

Antonio Machado. Los días azules

Reseña de la crítica cinematográfica y colaboradora de Hoy por hoy Córdoba, Carmen Castilla

Imagen del documental "Antonio Machado. Los días azules"

Imagen del documental "Antonio Machado. Los días azules" / Cadena SER

Esta semana se estrenaba en el Festival de Cine Europeo de Sevilla la película “Antonio Machado. Los días azules”, tras su reciente presentación en la Seminci de Valladolid. A partir de hoy, como parte de la programación del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, estará disponible durante 72 horas en la plataforma Filmin, que en las delicadas circunstancias que vivimos, -que dificultan e imposibilitan la distribución en salas-, está actuando como ventana de difusión de las obras seleccionadas en certámenes cinematográficos.

“Los días azules” es el segundo trabajo dirigido por Laura Hojman tras “Tierras solares”, que recogía el viaje físico y espiritual del poeta nicaragüense Rubén Darío por Andalucía. Estas dos cintas le han valido a su autora el "Premio Mejor Cineasta de Andalucía" concedido por Canal Sur Radio y Televisión en el marco del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

La realizadora nos ofrece ahora, con motivo del 80 aniversario de su muerte, un retrato que contiene todas las vertientes de Antonio Machado: poética, filosófica, docente… Y, por supuesto, también recoge aquello que representa en nuestra historia, como símbolo del exilio. A su vez, el documental destaca cómo la figura del poeta personifica los valores de la Institución Libre de Enseñanza, que trasladó a su vida y a su obra, en la firme creencia de que solo a través de la educación y la cultura se puede conseguir una sociedad mejor.

El repaso de su biografía recoge los lugares machadianos: Sevilla, París, Baeza, Soria, Colliure… También sus amores: Leonor Izquierdo y Pilar de Valderrama, Guiomar. Su encuentro con Lorca, la salida urgente de España, el doloroso paso por la frontera como parte de la inmensa caravana de mujeres, hombres y niños que buscaban el exilio; y su estancia y muerte en Collioure.

Hojman alterna material de archivo y entrevistas con interesantes aportaciones de personajes muy diversos relacionados con el poeta sevillano (Jacques Rodor, Joëlle Santa-García, Ian Gibson, Amelina Correa, Elvira Lindo, Fanny Rubio, Luis García Montero, Antonio Rodríguez Almodóvar, Francisca Aguirre, Alfonso Guerra, Antonio Muñoz Molina, Jacques Issorel y Monique Alonso).

Y todo ello lo ensambla la directora con una caligrafía fílmica en consonancia lírica con el protagonista, con un extraordinario uso de la luz gracias a la dirección de fotografía de Jesús Perujo, la composición musical de Pablo Cervantes, y la incorporación de escenas de animación a cargo de María Pulido, en un diálogo con la pintura que siempre está presente en el cine de Hojman.

El actor Pedro Casablanc, que ya puso voz a Rubén Darío, lo hace ahora, aunque en un registro distinto, con Machado, una muy acertada elección por parte de la directora de este intérprete, que unifica a ambos poetas. No podemos olvidar que Rubén Darío consolida en España el Modernismo que, como señaló en numerosas ocasiones Juan Ramón Jiménez, dejó imborrables huellas en el Antonio Machado de todas las épocas.

Darío se refirió en una ocasión a Machado como “poeta que sabe decir los ensueños en frases hondas”. Y, sin duda, profundísimo es el último poema de don Antonio encontrado por su hermano José, pocos días después de su muerte, en un bolsillo de su abrigo: “Estos días azules y este sol de la infancia”, evocador verso que trasciende el tiempo, y que da título a esta película.

Es difícil no emocionarse a lo largo del metraje de la cinta ante episodios terribles de nuestro reciente pasado histórico, especialmente cuando la película nos muestra el recorrido que cada año hacen los descendientes de los exiliados republicanos por los caminos por los que estos entraron en Francia, hasta finalizar en la tumba de Machado, mientras suena “El Cant dels Ocells” en la voz de Silvia Pérez Cruz.

“Los días azules”, al igual que “Tierras solares, están producidas por el director cordobés Guillermo Rojas, del que a su vez Hojman ha sido productora en la película “Una vez más”. Con ambos documentales visibilizan el legado de Darío y Machado, a la vez que reivindican la poesía como acto de militancia, y ahora nos invitan a que Machado siga iluminando nuestras vidas y cómo vivirlas.

Las imágenes filmadas por Laura Hojman, como la poesía machadiana, contienen una gran carga de sugerencia. La película inicia con un simbólico plano del mar, y finaliza con unos niños ante una fuente, esencia de Machado de inspiración verlainiana, y dos versos esperanzadores como epílogo: “Late corazón… No todo se lo ha tragado la tierra.”

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?