Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

¿Cuál es el precio de una vida humana?

José Luis García, presidente de la Asociació de Familiares Afectados Residencias de DomusVi Alcoy y Cocentaina

José Luis García, presidente de la Asociació de Familiares Afectados Residencias de DomusVi Alcoy y Cocentaina

José Luis García, presidente de la Asociació de Familiares Afectados Residencias de DomusVi Alcoy y Cocentaina / Radio Alcoy

JOSÉ LUÍS GARCÍA, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN, COMO PORTAVOZ DEL ESCRITO REALIZADO POR TODOS SUS COMPONENTES Y POR LOS DE LA PLATAFORMA:

Valoración de la sanción de 40.000 impuesta por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas a la residencia de mayores de Domus vi Alcoy.

¿Cuál es el precio de una vida humana? Todos sabemos que a una vida humana no se le puede poner precio, pero en cualquier caso sí podríamos hablar sobre cifras que nos parecen ridículas para valorar una.

Para cualquiera 40.000 euros parecen una cifra importante, y esa es la sanción que ha recibido la residencia de mayores gestionada por Domus Vi en Alcoy, pero si hacemos números concretos sobre los ingresos de la empresa, posiblemente la gravedad de la sanción se diluya y mucho.

El precio que se paga por persona en esa residencia al mes ronda los 2000 euros. Con ese precio hay familias que, para poder llevar a su pariente con dependencia, han tenido que endeudarse mediante préstamos y sus intereses derivados. Muy pocos consiguen no pagar un porcentaje extra, ya que incluso disfrutando de plaza pública hay que pagar un tanto por ciento, y solamente te libras de pagar si eres una persona sin medios que ha accedido gracias a los servicios sociales.

No sabemos qué paga la consellería por las plazas públicas a Domus Vi, pero parece poco probable que rebajen el precio a la Administración. En resumen: 138 plazas, que tiene la residencia de Alcoy ( sin contar las plazas del centro de día), multiplicado por 2000 euros resultan 275.000 euros de ingresos al mes, sólo por lo que cobra a sus usuarios. ¿Cuánto se ha ahorrado la empresa por no contratar al personal que marcan la ley? ¿Es posible que el ahorro generado por el incumplimiento durante tanto tiempo supere los 40.000 euros y aún haya salido ganando?

Y ahora multipliquen ustedes estas cantidades por las decenas de centros propiedad de Domus Vi en toda España.

¿Ahora 40.000 Euros parecen mucho o poco?

Para nosotros la losa de la muerte tantas personas es demasiado pesada como para que una sanción sirva de consuelo y por eso continuamos pidiendo a las administraciones que se personen en una investigación para esclarecer la tragedia ocurrida en nuestra ciudad.

Desde la asociación de familiares de afectados de Domus Vi de Alcoy y Cocentaina, ya veníamos denunciando que desde el año 2018, con los primeros casos de gastroenteritis, se incumplían las ratios.

Quizá, uno de los pocos aspectos positivos de la sanción, es que deja al descubierto la falta de escrúpulos y el cinísmo de Josefina Pérez, Directora Asistencial a nivel nacional de Domus Vi, cuando en el mes de octubre se atrevió a decir en rueda de prensa:

“En Alcoy estamos tranquilos porque se han hecho bien las cosas, pese a la desgracia… siempre se ha cumplido con las ratios…” e incluso añadió que “actualmente se está ligeramente por encima de la media en los ratios asistenciales, concretamente un 0'61% por en la atención directa a los residentes “. MENTIRA, y la denuncia de de la Conselleria lo constata.

Siempre hemos tenido claro que los problemas en la residencia han sido fruto de la gestión y el incumplimiento de las ratios y NUNCA hemos discutido la labor de los trabajadores de los que reconocemos su espléndido trabajo.

Pero por otro lado, el hecho de que la sanción se haya dado a conocer tarde, nos plantea algunos interrogantes:

  • · Por qué si los hechos sancionados se refieren a un periodo de tiempo comprendido entre 2018 y 2019, en comisiones informativas celebradas en diciembre de 2019 en el Ayuntamiento de Alcoy y respondiendo a preguntas de los portavoces sobre el funcionamiento de Domus Vi , la concejal de políticas inclusivas dijo que según Conselleria, todo está bien.
  • · Por qué el 4 de febrero de 2020, reunidos con el Director General de Infraestructuras de la Conselleria de Políticas Inclusivas, no se nos informa de tales incumplimientos.
  • · Y sobre todo, por qué no se actúa entonces.

Y alguien debería responder a estas cuestiones.

No podemos evitar pensar que la tragedia podría haberse evitado o al menos atenuado si desde Domus Vi se hubiera contado con los recursos materiales y humanos adecuados y se hubiesen seguido con diligencia los protocolos y recomendaciones que se marcaron por las diferentes administraciones y de los profesionales que acudieron a colaborar con ellos. Sobre este aspecto queremos destacar las declaraciones del jefe de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, denunciando la falta de colaboración por parte de la dirección técnica y médica del centro en los días más duros de la pandemia.

Y no vale decir que son causas de la pandemia que nadie puede controlar, porque en las otras cuatro residencias de Alcoy y Cocentaina no se registró ni un caso. Ni tampoco se puede decir que fue fruto de la mala suerte, mala suerte hubiese sido un contagio en una residencia sin antecedentes.

Y para conocer el nivel de respeto que sigue teniendo esta empresa en cuanto a las recomendaciones de la administración y el bienestar de los usuarios, les detallamos una situación muy reciente. El 17 de agosto, se publicó por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas una resolución en la que se establecía entre otras, el plan de actuación en las residencias de mayores. En uno de los apartados decía: “En el caso de que el centro disponga de espacio al aire libre, la visita se realizará preferentemente en dichos espacios, siempre que sean de uso privativo y la meteorología lo permita”. Pues bien, durante casi un mes se nos privó a usuarios y familiares de dichas condiciones, alegando excusas ridículas. Sólo después de una reclamación por escrito y presentada en registro del ayuntamiento, conseguimos que las visitas se pudiesen realizar en el exterior. Sólo desde la mezquindad, resulta explicable negar el disfrute del aire libre a personas que habían permanecido encerradas en sus habitaciones durante más de tres meses.

Después de la tragedia vivida en el centro, continúan haciendo lo que les viene en gana.

Desde que en el mes de marzo se restringieron las visitas a los centros, se hacen más necesarias que nunca las inspecciones por parte de la administración competente. Deben ser mucho más exhaustivas y periódicas. El bienestar de muchas personas está en juego.

Los familiares hemos perdido nuestra confianza en una empresa que antepone conseguir el máximo beneficio al bienestar de las personas. Hay demasiados ejemplos que lo confirman y la pandemia ha hecho saltar por los aires la máscara con la que intentaban disfrazar sus objetivos. Pedimos a las administraciones competentes, velar por los intereses de los ciudadanos en estos centros, por los que perdieron la vida, por los que permanecen y por los que en un futuro más o menos próximo podamos estar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?