Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La importancia de la inmensa minoría

La voluntaria participación de 12.000 personas en el cribado masivo de Aranda se ha convertido ya en ejemplo histórico de responsabilidad y civismo y los 40 positivos detectados en centenares de contagios evitados

Es posible que usted estuviera este fin de semana en el recinto ferial. En ese caso es más que posible que estuviera esperando en una cola más de dos horas. Y existe una probabilidad del 99,6 por ciento de que usted diera negativo en la prueba. Y quizá, por todo ello, y tras escuchar que hubo casi 11.700 personas como usted y solo 40 que dieran positivo, pueden tener la tentación de dudar de que este esfuerzo, suyo y de casi 12.000 convecinos, ha servido para poco.

No sé que decirle porque, desde la completa ignorancia en salud pública, comparto su desconcierto. Pero quiero pensar que al margen de la valoración sanitaria o epidemiológica, hay muchos factores positivos que podemos sacar de esta experiencia:

De momento hay 40 personas con covid ya aisladas, que hace dos días no sabían que tenían el virus, que quizá no lo supieran nunca porque no tenían sintomas, y que hubiera seguido con su vida normal, contagiando a otros sin saberlo

Es de esperar también que cuando se analicen con calma todos los datos este cribado ofrezca información valiosa para saber mejor si hay sectores o zonas o edades en las que hay mas incidencia y eso permitirá tomar medidas más ajustadas a la realidad y más eficaces. Eso sí, teniendo en cuenta que estos datos hay que analizarlos sabiendo que corresponden a una tercera parte de la población, sin ninguna duda la más concienciada. No significa que entre quienes no acudieran al cribado no haya personas igualmente responsables: tengamos en cuenta por ejemplo, que entre agosto y noviembre casi 2.000 residentes en Aranda han pasado por la enfermedad y este colectivo no tenía que hacerse la prueba. De nuevo hablamos de la emigración de nuestros jóvenes, que a partir de los 18 años y en ocasiones hasta sobrepasados los 25 están fuera, pero siguen empadronados en sus domicilios de origen, por estudios o incluso por trabajos temporales. Personas mayores con dificultades para salir de casa, en residencias, en casas de hijos que viven en otros lugares… No sabría decirles en qué porcentaje, pero no todo el mundo que no fue al recinto fue por irresponsabilidad o por falta de compromiso. Tampoco me atrevo a juzgar los motivos personales de quienes le temen a un resultado positivo. Ojalá no tengan que arrepentirse de no haberlo sabido a tiempo.

En cualquier caso cada una de las 11.755 personas que acudieron este fin de semana al recinto ferial ya es una buena noticia. 11.755 buenas noticias. Significa que Aranda tiene como mínimo 11.755 ciudadanos y ciudadanas dispuestas a defenderla, a ser solidarios con el resto de sus convecinos, a dedicar generosamente tiempo y esfuerzo por el bien común. Y eso no pueden decirlo en todos los sitios.

Les confieso que en la mañana de este sábado, cuando ya a las nueve menos cuarto de la mañana la cola acumulaba centenares de personas esperando a que comenzara el cribado, me emocioné. Orgullosa de la sociedad en la que vivo y con la certeza de que con esta riqueza no habrá reto que se ponga por delante que esta tierra que no pueda superar. Por eso podemos decir, más allá de los resultados, que la experiencia de este fin de semana en Aranda es histórica y es un ejemplo para muchos otros municipios. Y ya ha sido útil, muy útil. Estoy convencida de que va a serlo a nivel sanitario (por los datos que aporte, porque servirá para enfocar mejor las medidas que se tomen a partir de ahora, porque ya se han aislado casi hay 40 personas aisladas y rastreadas, que de otras formas hubieran podido extender el virus sin saberlo). Pero sobre todo ha sido útil para reforzarnos como sociedad; para demostrarnos lo que somos capaces de hacer en las peores situaciones y que, por mucho que a veces parezcamos divididos, quisquillosos o muy críticos, cuando se pide colaboración, el pueblo de Aranda se mantiene unido y actúa generosa y solidariamente.

Así que desde este rincón de la radio allá van 11.755 agradecimientos, aunque em gustaría que algunos fueran especiales: al persona de los equipos sanitarios y administrativos, a las fuerzas de seguridad, a los voluntarios de Cruz Roja y muy intensamente a los de Protección Civil, porque sobre ellos recayó la organización y desarrollo práctico de un operativo que no pudo estar mejor organizado en tan poco tiempo y con los medios que había.

Toca seguir adelante. Pero vamos a hacerlo con orgullo y esperanza. Nos lo hemos ganado este fin de semana

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?