Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus no se han iniciado tratamientos contra la Hepatitis C

En la mayor parte de pacientes no tendrá consecuencias pero sí podría dar lugar a complicaciones

Analítica de sangre para prueba Hepatitis C

Analítica de sangre para prueba Hepatitis C / Getty images

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus no se han iniciado tratamientos nuevos contra la Hepatitis C... en la mayor parte de pacientes no tendrá consecuencias pero sí podría dar lugar a complicaciones. Se trata de una enfermedad a largo plazo de fácil diagnóstico que puede afectar sobre todo a personas operadas antes del año 85, trasfundidas antes del año 90 ó consumidores de drogas.

Es una enfermedad silenciosa... la Asociación Mallorquina de Hepatitis calcula que entre 4.000 y 7.000 personas de Baleares desconocen que tienen la enfermedad.

La Hepatitis C es una inflamación del hígado y se transmite fundamentalmente por la sangre u objetos que han estado en contacto con la sangre de un paciente con la enfermedad. Entre los pacientes, personas que consumen drogas y pueden infectarse no sólo a través de un pinchazo o inhalaciones sino también a través de heridas en la boca o relaciones sexuales de riesgo.

Además como no se descubrió la Hepatitis C hasta el año 89 entre la población afectada podrían estar personas con trasfusiones de sangre y operadas antes de los años 90 porque no se tomaban medidas de prevención como material desechable. 

Hasta el año 2015 el tratamiento eran unas inyecciones de Interferon con muchos efectos secundarios y que no llegaban a curar al 50% de los afectados, sin embargo a día de hoy se trata a través de unas pastillas que se toleran bien, permiten hacer vida normal y el tratamiento dura entre 2 y 3 meses y prácticamente todos se curan.

La manera de saber si se tiene Hepatitis C es con una analítica de sangre que la doctora Angels Vilella, del Servicio Digestivo del Hospital Son Llàtzer recomienda hacerse a todas las personas de los grupos de riesgo. Y es que se trata de una enfermedad asintomática pero lo mejor es tratarla cuanto antes ya que podría derivar en una cirrosis, distintos tipos de cáncer o trasplantes hepáticos.

En tiempos donde la Sanidad está volcada en el coronavirus y al tratarse de una enfermedad la Hepatitis C a largo plazo, la doctora Vilella señala que retrasar el diagnóstico puede no tener graves consecuencias para el paciente pero sí alguna complicación.

Reconoce que ahora llegan menos pacientes a las consultas con este diagnóstico porque aparte de que no da síntomas apenas se están haciendo analíticas y evitando acudir a los centros de salud.

Durante el confinamiento se pararon las consultas especializadas durante dos meses y los pacientes que estaban en tratamiento se completaron pero desde entonces no se han iniciado nuevos y los que estaban pendientes han retrasado el inicio del tratamiento.

La Asociación Mallorquina de Hepatitis calcula que entre 4.000 y 7.000 personas de Baleares desconocen que tienen la enfermedad. Este año por cierto el descubrimiento del virus de la Hepatitis C ha ganado el premio Nobel de Medicina

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?