Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

La Guardia Civil desmantela la mayor plantación de marihuana de la región

Más de 350.000 ejemplares de cannabis sativa crecían legalmente en Villa del Prado, pero su destino final era convertirse en droga

Cogollos de marihuana preparados para su venta

Cogollos de marihuana preparados para su venta / Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han logrado desmantelar un entramado empresarial cuyos fines eran el cultivo, recolección y posterior venta de cannabis sativa, localizando 52 plantaciones dependientes de la organización y más de 372.000 plantas.

La investigación se originó el pasado mes de mayo en la localidad madrileña de Villa del Prado, después de que el Instituto Armado detectara que una empresa se estaba interesando por terrenos en la población y para cultivar marihuana con fines medicinales. El grupo había establecido contactos con agricultores de la zona.

De hecho, un abogado y un experto en abonos de esta empresa habían mantenido reuniones con varios agricultores de la localidad para llegar a un acuerdo con ellos e instalar sus plantaciones en el lugar.

Ante las sospechas de que algo no encajaba, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron consultas a los órganos de la Comunidad Autónoma para saber si este tipo de plantaciones cuentan con amparo legal.

En este caso, esta posibilidad queda descartada tras confirmarse que las plantas que se cultivaban contenían altos porcentajes de THC, el tetracannabidol, el alcaloide que convierte en estupefaciente a la marihuana.

Para poder cultivar este tipo de plantas, se requiere de autorización previa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, estando autorizado el cultivo de las variedades de cáñamo únicamente para uso industrial, siendo útiles únicamente las semillas y los tallos, pero en ningún caso los cogollos que es lo que finalmente se fuma como droga.

Los dispositivos establecidos por la Guardia Civil de Villa del Prado, dieron sus frutos, logrando localizar la plantación de marihuana que la empresa había logrado instalar en dicha población.

El agricultor encargado de su cuidado, confirmaba a los agentes que el destino que se le iba a dar era farmacéutico, afianzando los investigadores la hipótesis del engaño a los autónomos por los inductores para beneficiarse de su trabajo.

Con una estructura totalmente piramidal, esta red contaba con tres personas en el nivel más alto, personal experto en la selección y recolección de las plantas en el intermedio, y en la base de la pirámide, agricultores que ofertaban su terreno y su trabajo a cambio de un importante porcentaje de las ganancias.

La operación se ha saldado con la detención de 3 personas, la localización de 372.000 plantas de cannabis sativa, una máquina industrial para la selección y varias toneladas de “cogollos” envasados al vacío y listos para su distribución. Se han podido intervenir hasta el momento más de 17.000 kilogramos de marihuana en las provincias de Madrid y Almería, continuando la operación abierta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?