Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

Las capitales aragonesas dejan el confinamiento con indiferencia

En Zaragoza, la hostelería sigue su batalla por mejorar sus condiciones de apertura, Mientras, en Huesca están más pendientes de lo que diga el Ministro Illa a las estaciones de esquí este lunes

La hostelería y los servicios otorgan escasa importancia la recuperación de las capitales aragonesas

La hostelería y los servicios otorgan escasa importancia la recuperación de las capitales aragonesas / GETTY IMAGES

La hostelería de Zaragoza recuerda que es el sector más afectado y castigado y que la apertura de la movilidad de esta próxima semana no les beneficia en nada. Insisten en que necesitan con urgencia abrir el interior de los establecimientos al menos al cincuenta por ciento. Y subrayan: el 60% de los hoteles están cerrados y son muy pocos los bares que cuentan con terrazas. Fernando Martín, presidente de Horeca en Zaragoza recuerda que "las terrazas están solo en un 18% o 20% de los establecimientos y el resto están cerrados", y lamenta imágenes que suponen un agravio comparativo: " Este fin de semana, el Outlet nuevo abarrotado o Puerto Venecia también lo estaba".

Siguen enfadadísimos con la Consejera Repollés tras la reunión del viernes. Y sobre todo por lo que dijo ese día "Aragón no ha tenido restricciones en la hostelería, no se ha producido un cierre ". Enseguida llega la respuesta: "Si no hay restricción qué van a levantar", contesta Fernando Marín.

En la provincia de Huesca tampoco han celebrado demasiado el hecho de que la capital ya no tenga esa restricción. En la mente de la provincia están las medidas o las intenciones al menos que vaya a expresar el Ministro Salvador Illa en la reunión que mantiene este lunes con el sector de la nieve. En el trasfondo, la propuesta que tiene en mente la Canciller Merkel de que ninguna estación europea se abra este invierno.

Por su parte, Teruel sobre todo recibe el alivio en el sector servicios, fundamental para que funcionen muchos negocios y que, con esta apertura, toman aire. Más de un mes de confinamiento ha dado para muchas anécdotas. Desde el que ha entrado y salido de Teruel como si el confinamiento no existiera, hasta los que pedían a quienes podían moverse que les hicieran la compra. Los controles apenas han existido pero ha habido un respeto mayoritario a esta medida. Teruel es también una ciudad con muchos de sus naturales viviendo en otras provincias, por lo que, unido a la falta de turistas, se ha notado mucho durante el fin de semana. Los que más lo han padecido son los comercios.

La alcaldesa, Emma Buj, esperaba, por otra parte, que se hubieran relajado las restricciones a los sectores de la hostelería y gimnasios.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?