Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Diputación de Málaga

Una campaña apela a la responsabilidad individual para evitar que se dañe la imagen de la Costa del Sol

La institución provincial ha realizado una estimación del impacto mediático y económico que generaron diferente noticias en la provincia de Málaga

Los actos irresponsables por parte de la ciudadanía durante la pandemia han perjudicado al turismo de la Costa del Sol, según un estudio que ha motivado una campaña de la Diputación Provincial de Málaga y Turismo Costa del Sol que trata de concienciar de la importancia de evitar actitudes de este tipo.

Esta “innovadora y rompedora” campaña ha sido presentada por el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, que ha asegurado que “todos somos embajadores de nuestro destino”, que el sector turístico “vive de la buena reputación” y, por ello, hay que cuidarla y evitar actos “irresponsables”.

Salado ha manifestado que cualquier comportamiento o acción individual irresponsable tiene sus consecuencias globales y “puede manchar” la imagen de un destino turístico en todo el mundo y señala que la reputación es “más importante que nunca” en un momento de “incertidumbre y miedo” por la covid.

Con el objetivo de determinar la repercusión del sector turístico malagueño en determinadas noticias, a través del "Big Data", se ha analizado una información del pasado verano en la que un disyóquey escupía alcohol al público en un chiringuito de Torremolinos donde no se respetaba la distancia de seguridad.

Con este estudio se ha llegado a la conclusión de que, durante los diez primeros días de agosto, la noticia del chiringuito tuvo repercusión en más de sesenta medios digitales, lo que se tradujo en más de 191,3 millones de impresiones.

Se estima que dicha información repercutió en 1.057 turistas potenciales para el destino turístico y por término medio, la mencionada cantidad de personas habría tenido una estancia media de 6,9 noches, por lo que la repercusión, en pernoctaciones, se cuantifica en una pérdida de 7.297 noches de estancia en la provincia.

Salado ha insistido en que debemos “mimar el turismo”, que es el único sector que puede atender los “sueños y expectativas” de cualquier ciudadano y ha pedido que, al igual que no se cuestiona la importancia del sector automovilístico en España, tampoco se haga del turismo, como ocurre –a su juicio- por parte del Gobierno central.

“Queremos defender al sector turístico de los injustos ataques políticos que ha recibido”, ha explicado el presidente de la Diputación Provincial, que ha asegurado que “no entiende” cómo desde el Gobierno de España se cuestiona a este sector, que es “esencial” y una industria “tractora” en la economía nacional.

La cuantificación de los ingresos que el destino dejó de obtener derivados del impacto negativo generado por la noticia del chiringuito de Torremolinos ascienden a más de 600.000 euros, debido a los 275.500 euros que se dejan de percibir por reservas y los 325.000 euros de gasto medio de los turistas durante su estancia.

La demanda inicial que se considera que perdió el destino Málaga-Costa del Sol fue de más de 487.000 euros, lo que sumado a los impactos indirectos en otros sectores eleva lo que se ha dejado de generar a 711.678 euros.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?