Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

La Pizarra de Emilio Ivars

'Soledad', por Emilio Ivars

Escucha aquí el comentario de opinión para el programa Hoy por Hoy Murcia del maestro de primaria y exdiputado del PSRM, Emilio Ivars

Un sanitario de Cruz Roja atiende a una anciana sola durante la pandemia de Covid-19 en España

Un sanitario de Cruz Roja atiende a una anciana sola durante la pandemia de Covid-19 en España / Getty Images

Soledad

Buenas tardes. Hoy quiero compartir contigo unas reflexiones sobre un problema, a mi juicio grave -y creo que al tuyo también-, que nos está ya acechando y no para de crecer. Quiero hablar contigo hoy, sobre la soledad, sí, esa situación en la que muchas personas -que tú conoces bien- se encuentran hoy en día en nuestro país, en nuestra región. ¿Lo anotamos en la pizarra? SOLEDAD. Y, al mismo tiempo, piensa en esas personas que conoces viviendo en la más absoluta soledad. Te pido un esfuerzo añadido: piensa, de momento, sólo en las personas mayores, en nuestras abuelas y abuelos.

Imagínate -si no lo estás ya- viviendo de mayor en soledad. Que te ocurra algo y nadie se entere, que necesites algo y nadie te pueda ayudar, esa ausencia de relaciones sociales -tan necesarias para el mantenimiento de tu estima-, imagínatelo por un instante.

Para que te hagas una idea real, en la Región de Murcia, en nuestra querida tierra, teníamos (a fecha del año pasado) casi 46.000 personas mayores de 65 años viviendo en soledad. Estoy seguro de que esa cifra te pone los pelos de punta, y más sabiendo que va creciendo cada año más y más. Pero, fíjate, de esas 46.000 personas, 33.000 son mujeres. Espeluznante. Sí, seguro que estás pensando que eso tiene explicación en que la esperanza de vida de las mujeres es 5 años mayor que la de los hombres. Probablemente tengas hasta un poco de razón, pero quiero preguntarte hoy, que nos preguntemos juntos... ¿qué estamos haciendo para batallar contra la soledad de nuestros mayores?

Has oído hablar, seguro, de esos proyectos de voluntariado universitario donde la juventud se compromete a acompañar durante un tiempo de su etapa universitaria a las personas mayores compartiendo, en algunos casos, vivienda con ellas. Una buena iniciativa, voluntariosa, que además pone en escena ese necesario intercambio generacional de pensamientos, vivencias, actitudes y sentimientos.

Conoces, de sobra, a esas vecinas y vecinos (siempre dispuestos, unas veces organizados y otras menos) que colaboran continuamente en la atención y ayuda a aquellos mayores que viven cerca de ellos. Están siempre al quite de las necesidades que surgen. Voluntarios, también.

Las familias llegan hasta donde pueden, me dices. Y así es. Este mundo complejo y de fronteras abiertas hace que cada uno hayamos construido nuestras vidas en una punta diferente de la región, de España, o del mismísimo planeta. En muchísimas ocasiones, las relaciones se limitan a una comunicación virtual cada cierto tiempo. Imagínate todo lo vivido en el pasado confinamiento de manera permanente. Así es como viven muchos de nuestros mayores.

Sí, voluntariado, vecindario, familias... pero ¿qué hace la administración? Veo que gesticulas con la cabeza. Esa es la pregunta. ¿Esperaremos a que nos pille el toro y la soledad se convierta en la enfermedad del siglo XXI? ¿Pondremos en marcha acciones, políticas, proyectos para favorecer el acompañamiento de las personas mayores? Te recuerdo que allá por el 2018 se aprobó en la Asamblea Regional una moción instando al Gobierno Regional a poner en marcha el cohousing, algo que lleva funcionando desde hace más de 40 años en otros países y que permite una vida autónoma en entornos amigables y solidarios. En el 2019 ese partido que lo propuso pasó a formar parte del gobierno regional y todavía hoy estás esperando a que hagan algo al respecto. Claro, es de esas cosas que te decepcionan de la política: propones una cosa cuando eres oposición y haces la contraria cuando gobiernas.

Yo creo que estamos a tiempo de adoptar iniciativas, de pensar de verdad en nuestros mayores. Sí, de solucionar el problema de las residencias, pero no olvides el problema de todos y, fundamentalmente, todas las mujeres mayores que viven, sin quererlo, en absoluta soledad. Se lo debes, se lo debemos por toda su contribución a que hoy podamos, tú y yo, estar charlando de esta manera tan distendida en esta pizarra. Pongámonos manos a la obra y busquemos soluciones más allá del voluntarismo que, siendo necesario, no puede cubrir todas las necesidades que tenemos.

Bueno, nos vemos en la próxima pizarra. Eso sí, este próximo puente cuídate, cuida a los tuyos, cuidémonos todos y sigue siendo prudente con tus relaciones sociales. Cuídandonos todos hoy podremos abrazarnos muy pronto. ¡Nos vemos!

Emilio Ivars Ferrer

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?