Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Falta de reconocimiento

Jesús Mateos Peña, Director Regional de la Cadena SER en Castilla y León

Jesús Mateos

Jesús Mateos / Cadena SER

Cuando se trata de poner en valor aquello que nos rodea, presiento que no somos, en estos tiempos, suficientemente generosos con el talento, con el logro y con el éxito de los demás. Domina un individualismo de exhibición donde nos empodera hablar de lo que comemos y de nuestros viajes y con ligereza en la opinión marcamos doctrina. Vemos numerosas muestras de egocentrismo y pedantocracia en las redes sociales, mientras, echo de menos por su generosidad y grandeza palabras como humildad, altruismo o filantropía.

No perdamos la mirada nítida a aquello que dignifica al ser humano. Tenemos una deuda con quien se esfuerza, con quien asume un compromiso, con la capacidad de adaptarse a las circunstancias y con el que se crece ante lo imposible. Tenemos infinidad de ejemplos en el ámbito del deporte. Por ello, la SER valora con sus reconocimientos la labor, el sacrificio y el éxito de personas, deportistas y proyectos que representan el mejor ejemplo de transformación y capacidad de superación del ser humano.

Esta edición 2020 es más que especial y seguramente será inolvidable por la terrible pandemia que arrastra, poniendo en peligro de muerte el estado de salud de millones de ciudadanos que con impotencia ven como se desmorona la economía, se agrieta el estado de bienestar y se destruye el empleo.

Dice un poema de Bertolt Brecht “Malos tiempos para la lírica”. Pero no todo es política de sordos, que marca líneas rojas, que se aferra a lo incompatible, que embarra el terreno del consenso. No es tan terrible la condición humana, aún perdura la esperanza porque el deporte sigue dando lecciones de competencia leal, a pesar de sus estadios vacíos, compartiendo las emociones, la pasión, los sentimientos y el espíritu de equipo. Todo un espectáculo para hacernos felices y compartir las alegrías. Ser de un equipo, practicar un deporte o soñar con ser Ronaldo o Nadal, marca una razón noble de identidad y aspiración.

El deporte nos da, pero también nos necesita, siempre ha supervivido con poco recurso y mucho esfuerzo, y no me refiero a los grandes clubes. Es salud para los millones de practicantes, es empleo y vocación para los miles de profesionales, es un gran ejemplo y todo un espectáculo para la afición. Y en plena pandemia, es un sector que, como tantos, sufre las consecuencias y prepara su obligada transformación.

Con nuestra especial atención y agradecimiento a los reconocidos de este año queremos contribuir a que el deporte se ponga en valor y cuente con el apoyo y el impulso que merece.

Por todo lo dicho, creemos que sí es tiempo para la lírica, porque el deporte resulta pura prosa poética en estos tiempos que se dibujan difíciles.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?