Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

El factor 'frío'

La Zona Franca oferta al SAS unos 8.600 m2 de naves de frío para almacenar las vacunas contra la COVID-19, pero la estrategia del frío va mucho más allá

Una de las estructuras de estocaje en una nave de frio de la Zona Franca

Una de las estructuras de estocaje en una nave de frio de la Zona Franca / Comunicación Zona Franca de Cádiz

La Zona de Franca de Cádiz ha ofrecido sus almacenes de frío a las autoridades sanitarias para almacenar el millón largo de vacunas que comenzarán a llegar las próximas semanas a la provincia para inmunizar, en una primera campaña, a unas 900.000 personas.

El delegado especial del Estado para el recinto franco, Fran González, ha mostrado a Radio Cádiz cómo son esos almacenes y cuáles sus condiciones técnicas. Se trata de un equipamiento avanzado, desconocido para la mayoría y, en los tiempos que corren, especialmente útil.

En el caso de las posibilidades de almacenamiento de vacunas que oferta la Zona Franca, González ha detallado que este es un momento en el que “todos debemos estar al servicio del bien común”, por lo que emplaza al SAS: "Estamos a su disposición para estudiar qué necesitan y establecer un acuerdo en función del volumen y el tiempo", ha dicho el delegado Especial.

La planificación de la infraestructura logística para la distribución de las vacunas está condicionada por el factor “frío”. Pfizer precisa de temperaturas ultra frías, de unos 70 grados bajo cero, un problema que la empresa intentará solucionar mediante contenedores con hielo seco que pueden conservar la vacuna durante 15 días. La de Moderna debe permanecer estable al menos seis meses a 20 grados bajo cero y soporta unos 30 días en la nevera, con temperaturas de entre 2 y 8 grados.

No sólo vacunas

El frío no sólo es un condicionante necesario en el caso de las vacunas contra la pandemia, es también un aliado esencial de mercancías perecederas o en la logística de nuevos materiales.

El recinto franco cuenta en Cádiz y Algeciras con instalaciones de almacenaje de frío. Sólo en la capital gaditana el Consorcio dispone de cinco almacenes con una superficie total de 8.686,72 metros cuadrados, un volumen de 76.118,36 metros cúbicos y capacidad para almacenar más de 10.169 palés.

El mayor de estos enormes contenedores se encuentra en la Nave 23, adaptada a la función de procesado de productos del mar, con una superficie de casi 4000 metros cuadrados. En la actualidad hay varias empresas interesadas en la ocupación de esta gran instalación, de 28.662 metros cúbicos de capacidad y con condiciones de frío positivo (de entre cero y ocho grados) y negativo (hasta -25 grados), según detalla el responsable del Consocio, Fran González.

Junto a la enorme Nave 23 se encuentra la identificada con el número 24, también con ofertas de frío positivo y negativo, que está ahora en proceso de adjudicación a un operador privado, con 2.400 metros cuadrados.

Nave de Frío / Comunicación Zona Franca de Cádiz

El resto de las instalaciones de frío están en la actualidad ocupadas por marcas privadas que, con todo, han expresado su disponibilidad a ceder parte del espacio, en caso necesario, para atender a la prioridad sanitaria.

En la Nave 21, de 755 metros cuadrados, tiene una de sus sedes la firma 'Petaca Chico', una conocida marca conileña dedicada a la manipulación y distribución de pescado y especializada en atún rojo de almadraba.

Finalmente, en la Nave 12 desarrolla actividad la firma de origen mallorquín 'Morey Esteva' dedicada al sector de los alimentos frescos y congelados y, un poco más allá, la zona de almacenaje de la 'Sociedad SDA' (Servicios Documentales de Andalucía), que también se vale del frío para mantener en óptimas condiciones los escritos, de valor legal, judicial, médico o histórico, que custodian en 24 metros cuadrados de suelo.

Logística del Siglo XXI

Con esta oferta, la Zona Franca pretende adelantarse a las demandas futuras. La pandemia ha demostrado la importancia en el mundo global del siglo XXI de las cadenas logísticas y la entrega con prontitud y altos niveles de calidad de los productos perecederos y, para ello, el factor esencial es el del frío.

En el caso de Cádiz, la Zona Franca cuenta con un valor añadido, su condición de puerto franco, lo que le permite la posibilidad de ofertar a las navieras condiciones ventajosas de operatividad. Fran González ha explicado que trabaja de manera coordinada con el Puerto de la Bahía de Cádiz para optimizar los recursos y darlos a conocer.

Las instalaciones de frío del muelle de la Zona Franca ofertan a las empresas la posibilidad de acogerse al régimen de franquicia arancelaria.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?