Martes, 09 de Marzo de 2021

Otras localidades

La pandemia hace retroceder el flujo turístico de Canarias a los años 80

La patronal hotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife pide "medidas valientes" y distinguir los destinos insulares

Turismo en Canarias

Turismo en Canarias / Getty Images

El temor a una tercera ola pandémica ha dinamitado cualquier atisbo de reactivación turística en Canarias este 2020. Pese a que el Gobierno autonómico estimaba finalizar el año con la llegada de cinco millones de viajeros, los datos se estancan en algo más de cuatro millones y hacen retroceder el flujo de pasajeros a cifras similares a las registradas hace 30 años.

Ni siquiera 1990 supuso un ejercicio tan pesimista como el presente según Promotur. Entonces, las llegadas internacional anotaron 4.800.000 turistas, una cifra que no pararía de crecer en ninguno de los años siguientes hasta este atípico 2020 que solo encuentra comparación en la segunda mitad de la década de los 80. En 1985, una vez superada la crisis del petróleo y en medio del segundo boom turístico, las islas sumaron 2.014.000 viajeros nacionales e internacionales según el ya extinto Centro de Estadística y Documentación de Canarias. 

Ahora, envuelto en una crisis sin precedentes, los confinamientos duros de Alemania y Países Bajos y el veto de Reino Unido han hecho esfumarse la posibilidad de recibir más de 730.000 turistas en diciembre, 280.000 de ellos a Tenerife, con un gasto medio de 318 euros por persona que excluyen los vuelos y el hospedaje. De un plumazo, el ingreso de 232 millones de euros queda herido de muerte

"Medidas valientes, medidas de rescate"

"La situación en origen está tan mal que prácticamente cómo estemos nosotros les da igual (a los pasajeros)", asegura el presidente de la patronal hotelera en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Jorge Marichal, que pide "medidas valientes, medidas de rescate" para el sector y recuerda que "el 31 de enero se acaban los ERTE y la situación en Canarias puede ser absolutamente brutal" en la escalada del paro y la debacle financiera. 

Tenerife copa estas semana la situación epidemiológica más aguda de las Islas y arrastra, consigo, la incidencia acumulada de Canarias, cifrada en 62 casos cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Al respecto, Marichal ha pedido una distinción de destinos insulares: "Nada tiene que ver la incidencia de una isla con otra refiriéndonos a los mercados internacionales. Muy poco porcentaje de los turistas que nos visitan van de una isla a otra. Es injusto que las islas que hayan hecho las cosas bien se vean lastradas por otras en las que los comportamientos de las personas han sido más irresponsables". 

El cabreo del presidente de Ashotel va en aumento a medida que pasan las semanas sin objetivos claros sobre el horizonte de los gobiernos europeos. "Desde mi punto de vista son incapaces, o son obtusos, o son ciegos", asevera a la vez que advierte de que el futuro pasa por las pruebas a pie de pista. "Acabaremos haciendo el testeo antes de subirnos a un avión porque es la única manera de que se pueda ejercer una cierta movilidad con garantías".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?