Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Vivienda

"Tuve que alquilar una oficina, sin baño, calentando agua en el microondas para poder bañar a mi hija"

El Sindicato de Inquilinas de Bilbao denuncia las cláusulas abusivas de las inmobiliarias a determinados colectivos

Una treintena de inmobiliarias de Bilbao han amanecido empapeladas en una acción de protesta del Sindicato de Inquilinas de Bilbao

Una treintena de inmobiliarias de Bilbao han amanecido empapeladas en una acción de protesta del Sindicato de Inquilinas de Bilbao / Sindicato de Inquilinas

Una treintena de inmobiliarias de Bilbao han amanecido empapeladas en una acción de protesta del Sindicato de Inquilinas de Bilbao después de que la Autoridad Vasca de la Competencia haya abierto un expediente sancionador a 36 empresas por pactar precios del alquiler.

El sindicato pretende así, denunciar prácticas discriminatorias hacia determinados sectores. “Son varias las personas que han contactado con el sindicato, gente que llama a la inmobiliaria y sólo por su acento no les alquilan un piso, gente que está cobrando ayudas sociales - afirma Iñigo, portavoz del sindicato - Esta discriminación conlleva un mercado paralelo, donde no hay contratos o la gente no se puede empadronar en las casas que alquila”.

Es el caso de Carmen, nombre anónimo a petición de la inquilina, quien trabajaba en el ámbito de la salud hasta que una lesión le impidió ejercer. Víctima de violencia de género, de origen latinoamericano y madre soltera, lleva siete años enfrentándose a las negativas y requisitos de las inmobiliarias en busca de una vivienda.

“He tenido que cambiar varias veces de número de teléfono porque escuchan mi voz y me cuelgan, me bloquean el teléfono – cuenta – Me piden requisitos imposibles como tener abal bancario de un año, nóminas, historial de préstamos, contrato de trabajo cuando saben que estoy recibiendo una ayuda…”

“Tuve que recurrir a alquilar una oficina, sin baño, calentando agua en el microondas para poder bañar a mi hija”, afirma, tras haber tenido que compartir piso con otras personas en su misma situación. Hace menos de un mes y sólo tras haber contactado con el Sindicato de Inquilinas, ha podido instalarse finalmente en un piso.

En un comunicado, Maizterrak Bilbo llama a las instituciones a regularizar el derecho a la vivienda interviniendo el mercado y poniendo a disposición de las inquilinas espacios para poder denunciar estas cláusulas abusivas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?