Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

La incidencia del coronavirus en Formentera se multiplica por 14 en dos semanas

El Consell de Govern aprueba el pase al nivel 3 del mapa Covid de la Pitiusa menor

Nuevas restricciones en Formentera desde este martes

Nuevas restricciones en Formentera desde este martes / Consell Formentera

Formentera tenía hace dos semanas una incidencia acumulada de 41 casos de covid por cada 100.000 habitantes. A día de hoy alcanza los 586,24 a 14 días. Es el elemento principal que ha llevado al Govern a incrementar las restricciones en la Pitiusa menor a partir de este martes con la entrada en vigor del nivel 3 del mapa Covid.
Tal y como se había anunciado la medida se ha aprobado en el Consell de Govern de este lunes. La portavoz del ejecutivo autonómico, Pilar Costa, habla de un incremento de casos "muy marcado", a pesar de las peculiaridades que tiene la isla y que el aumento de contagios se debió sobre todo a un brote de índole social y familiar".

En cuanto a la tasa de positividad ronda el 17%, aunque aquí Costa apunta que en un territorio con poca población "los indicadores se pueden disparar".

Resignación entre los empresarios de Formentera

Los restauradores de Formentera afrontar con resignación el endurecimiento de la normativa covid a partir de este martes con el pase de la isla al nivel 3. El cambio principal es que no podrán juntarse más de seis personas en una mesa en las terrazas exteriores de los establecimientos y en interiores los aforos serán de entre el 20 y el 60% en función de los niveles de ventilación. Está prohibido el consumo en barra.

En la línea de lo que ya ha apuntado la presidenta del Consell Insular, Alejandra Ferrer, también hablan de una cierta "relajación general" de las medidas de prevención por el hecho que de la Pitiusa menor ha sido en algunos momentos territorio libre de casos de coronavirus.

Pepe Ferrer, propietario del emblemático Bar Centro en la plaza de Sant Francesc, reconoce que todas las restricciones "nos afectan", pero dice que el impacto económico es menor a estas alturas del año.  Reconoce que muchas veces se las ven y se las desean para que los clientes cumplan con la normativa y "hemos tenido que llamar la atención a menudo".  Ferrer dice que "lo que más cuesta es que se vuelvan a poner la mascarilla una vez que han tomado la consumición".

Por otrea parte Ferrer destaca que los bares, restaurantes y cafeterías abiertos durante todo el año han tenido más clientela de lo habitual en invierno. Y es que  no se ha notado tanto la salida de residentes que pasan estos meses fuera de la isla. A esto se ha añadido la presencia de trabajadores de temporada que también han optado por quedarse en Formentera en temporada baja o de propietarios de segundas residencias que también pasan el invierno en la isla.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?