Viernes, 22 de Enero de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

Empate escaso

La Real Sociedad no puede pasar del empate contra Osasuna en Anoeta (1-1, gol de Barrenetxea) después de una mala primera parte en la que regaló en un error infantil el 0-1 a Calleri

Barrenetxea marcó el gol del empate txuri-urdin

Barrenetxea marcó el gol del empate txuri-urdin / Alex Caparros (Getty Images)

La Real Sociedad y Osasuna empataron en el Reale Arena con goles de Calleri en la primera parte y Barrenetxea en la segunda. Reparto de puntos que sirve de poco a ambos equipos, porque a los locales no les permite seguir la estela de los dos primeros mientras desde atrás le presionan peligrosamente, y a los visitantes porque no les deja sacar la cabeza de los puestos de descenso, a pesar de que sumar fuera de casa siempre sea positivo. Empezó la Real bien el partido, pero luego se fue diluyendo, y regaló el 0-1 a Osasuna, que a partir de ahí fue creciendo hasta dar la sensación de llegar más entero al final. Pero por el camino no fue capaz de frenar una gran combinación de la Real para empatar y vio peligrar el punto con otras dos jugadas claves, como un gol en fuera de juego de Portu y otro balón al larguero del murciano.

El partido comenzó con el guion más o menos esperado. La Real tratando de hacerse con la posesión del balón y Osasuna tratando de robar en campo contrario y buscando centros que pudiera rematar Budimir. Imanol Alguacil y Jagoba Arrasate tenían bajas e introdujeron cambios que de alguna forma parecían cambiar sus intenciones, pero no su estilo. Zubeldia apareció por sorpresa en el lateral derecho, posición en la que rindió en los minutos finales del derbi vasco; y Rubén García se colocó entre líneas para lanzar el ataque rojillo. Y con esos mimbres, con novedades interesantes, la Real tenía la posesión, Osasuna la presión. Cada uno a lo suyo. Con lo que nadie contaba es con el regalo de reyes de los txuri-urdin. Y que marcó el devenir del encuentro, hasta el punto que significó el 0-1.

En una jugada aparentemente insignificante, un rechace al que llegaba con ventaja Willian José cerca del córner, el brasileño se empezó a liar él sólo regateando hacia dentro y entrando en su área de forma incomprensible. Dejó un balón muy comprometido a Sagnan, que tampoco se empleó con la contundencia necesaria, y entre uno y otro dejaron un balón como un bombón dentro del área pequeña a Calleri, que literalmente fusiló a Remiro para adelantar a Osasuna, que ni se había acercado hasta entonces a la portería de la Real. A los donostiarras les dejo muy tocados ese grave error y hasta el descanso no fueron capaces de levantarse. Lo intentaron, sí, porque es verdad que monopolizaron el balón, llegando a tener un 72% de posesión, pero no sirvió de nada, porque apenas inquietaron la portería defendida por Sergio Herrera y a Osasuna se le vio muy cómodo en defensa.

Pero tras el descanso, el panorama cambió, la Real volvió con bríos renovados, y a la primera ocasión que tuvo, la aprovechó para empatar y enmendar su fallo defensivo de la primera parte. Una buena conducción de Oyarzabal por dentro, un buen centro desde la derecha de Portu, peinada de Willian José y en el segundo palo Barrenetxea remataba a placer, libre de marca. Se repetía la historia para Osasuna, que volvió a dejarse empatar después de marcharse al descanso por delante en el marcador. El empate parecía que podía cambiar el escenario del partido. Y en un principio así dio la sensación, porque la Real aprovechó la energía que dan siempre los goles para gozar de sus mejores minutos, con un lanzamiento al larguero de Portu en otro centro desde la derecha que se envenenó y otra opción de Barrenetxea, que no acertó a rematar.

Ahí se acabo la Real, mientras Osasuna se reactivaba y crecía, llegando a dominar el encuentro, aunque sin hacer tampoco grandes alardes ofensivos. Imanol aprovechó para gestionar los minutos y las cargas de sus jugadores pensando en todo lo que se le viene encima en este enero cargado de partidos importantes, y eso tampoco ayudó a su equipo. Y Osasuna no fue capaz tampoco de aprovechar esa circunstancia para buscar una victoria que necesitaba como el comer. Los rojillos siguen en descenso, la Real mantiene la tercera posición, pero sigue atascada en Anoeta, donde no gana desde noviembre del año pasado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?