Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

Copa Rey Fútbol

Cabalgata estática del Celta en Ibiza

El equipo de Coudet cae con estrépito por 5-2 ante un buen Ibiza

Sergio Castel celebra uno de los cinco goles del Ibiza al Celta

Sergio Castel celebra uno de los cinco goles del Ibiza al Celta / Sergio G. Cañizares (EFE)

Allá por octubre, el ministro de Sanidad, Salvador Illa ponía como ejemplo en un Comité Interterritorial de Sanidad la cabalgata estática de Vigo. Una buena idea que, rápidamente, otras ciudades y villas llevaron a cabo para poder celebrar, de forma diferente pero segura, la tradicional cabalgata de la tarde del 5 de enero. Una comitiva que no se mueve y son los niños y niñas los que, con la protocolaria distancia de seguridad, se acercan hacia sus estáticas carrozas para verles de cerca. Pues eso mismo fue lo que hicieron los Reyes Magos del Celta. Plantearon una cabalgata celeste estática en donde fueron pasto de la ilusión de esos niños ibicencos que no paraban de recibir regalos y caramelos de los Emre Mor, Aidoo, Okay convertidos (sin disfraz) en Can Misses en Melchor, Baltasar y Gaspar, con sus pajes y comitiva real incluida.

El Celta rozó el ridículo encajando 3 goles en 29 minutos de partido. Pero pudo ser peor porque perdonó varias ocasiones más el equipo local para haber salido en El Caso. Tras el descanso se esperaba alguna reacción del equipo de Primera División pero nada más lejos de la realidad. La cabalgata seguía estática. La quietud en el páramo artificial era digna de Juan Rulfo. El Celta encajaba el 4-0 de penalti Panenka y ya empezaba a ser un bochorno absolutamente indescriptible; uno de esos que podría acabar con los Reyes Magos abdicando y buscando acomodo en Qatar o Arabia Saudí. No abdicaron pero algunos de ellos fueron señalados por el entrenador por tomarse al pie de la letra lo de la cabalgata estática. Emre Mor fue el primer sustituido y Okay Yukuslu le siguió. La reacción del Celta se produjo por cuatro claves: el rival llevaba sin jugar desde el 17 de diciembre; Denis, Brais y Mina le dieron sentido y profundidad al equipo; el Ibiza empezó incluso a reservar titulares, y fue de los pocos momentos que el equipo se bajó de las carrozas estáticas. Mina ponía el 4-1 y tiraba una al palo; Holsgrove marcaba el 4-2 y Mina fallaba en el 89 un penalti que hubiese supuesto el 4-3 con 5 minutos de añadido por delante. El Celta dice adiós a una Copa del Rey que regaló en una noche tan mágica como esta. Sobre todo para el Ibiza. Solamente dos notas positivas del partido: el debut de Aarón Martín que le da una rotación de calidad más a Coudet en el lateral izquierdo y el escocés Jordan Holsgrove que ha debutado con gol y demostrando esa personalidad que tiene en el campo. El escocés está llamando a gritos al primer equipo.

Lo único bueno de esta tarde de Reyes es que has repartido ilusión en Ibiza. 5-2 a un Primera División. Ni Doña Manolita en el Sorteo del Gordo. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?