Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

La situación de la covid-19 en València es muy mala según el alcalde Ribó

En el Ayuntamiento ya no va a haber reuniones oficiales presenciales

Fachada del Ayuntamiento de València (archivo)

Fachada del Ayuntamiento de València (archivo) / Getty Images

El alcalde de València, Joan Ribó, reconoce que la situación de la pandemia en la ciudad está descontrolada, con crecimiento de casos en prácticamente todos los barrios. De hecho, la incidencia acumulada supera en 28 distritos los 400 casos por cada 100 mil habitantes en 14 días. Ribó pide a la ciudadanía que extreme el cumplimiento de las medidas sanitarias y anuncia nuevas medidas.
Nuevas medidas que afectan al funcionamiento del consistorio donde, por cierto, ya hay medio centenar de casos de funcionarios contagiados de coronavirus.

Para empezar, todas las reuniones oficiales del Ayuntamiento, como plenos, comisiones o juntas de gobierno se realizarán por videoconferencia y  la Junta de Seguridad municipal determina con los sindicatos qué funcionarios pueden teletrabajar.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Además, la concejala del Ciclo Integral del Agua y presidenta de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos, Elisa Valía, ha constituido este lunes los gabinetes de crisis de abastecimiento de agua potable y de saneamiento con el fin de anticiparse a posibles futuros escenarios ante la evolución de la pandemia y poner en marcha las medidas de contingencia adecuadas para asegurar el suministro en condiciones óptimas, como ya se hizo en marzo.

Su puesta en marcha garantiza los medios materiales y humanos para asegurar la continuidad del servicio con las mayores garantías, en cualquier contexto adverso. Se han estudiado los diferentes escenarios potenciales, como paralizaciones de obras, la constitución de grupos burbuja de las personas que trabajan en todo el proceso o las dificultades de comunicación que pudiesen afectar al suministro de reactivos necesarios para la potabilización.

El sindicato CSIF alerta de que se han disparado los casos de Covid-19 entre la Policía Local de València. En la última semana los positivos en la plantilla han aumentado un 60 por ciento y, si se extrapolaran los datos a la incidencia por cada 100.000 habitantes que utilizan las autoridades sanitarias, la ratio llegaría a 1.080 casos.

Ante esta situación el sindicato exige un incremento urgente de las medidas de prevención y en concreto, PCR a todos los agentes y que se les dote de más mascarillas FFP2 y no únicamente dos a la semana. CSIF recalca también la importancia de la limpieza de instalaciones y vehículos, para lo cual reclama un esfuerzo extra, y pide mantener las parejas de patrulla fijas, para no mezclar componentes y que aumente el riesgo de contagio.

Pero la concejalía de Protección Ciudadana niega que se hayan disparado los casos de covid-19 en la Policía Local de València. Asegura que los casos existentes actualmente no tienen ningún impacto en la prestación del servicio.

La Concejalía recuerda que ha impulsado todas las medidas de protección para que la plantilla desempeñe sus funciones en las máximas condiciones de seguridad. Se han facilitado mascarillas higiénicas, FFP2 y corporativas. Toda la plantilla ha trabajado desde el inicio de la pandemia, con protocolos de seguridad en constante revisión. Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana, lamentado que se recurra a mentiras usando la salud de policías y generando una alarma que no se corresponde con la realidad de la organización y que en definitiva, cuestiona la seguridad en la ciudad de València.

Hosteleros agrupados en la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia ha iniciado este lunes, 11 de enero, y hasta el próximo día 31, actos diarios de protesta. La campaña ha tenido como punto de arranque la convocatoria una cacerolada a la hora de cierre, a las cinco de la tarde, a las puertas de cada establecimiento, desde los propios hogares de los hosteleros o en algún punto concreto de cada barrio.

Ya son varios los municipios que piden el autoconfinamiento a sus ciudadanos. El domingo lo hacía Buñol y este lunes es Paterna el municipio que pide el autoconfinamiento voluntario de la ciudadanía, al alcanzar los 400 casos por 100.000 habitantes. Además se endurecen las medidas anticovid, como por ejemplo el cierre de parques y el precinto de las áreas de juego infantiles y de todos los edificios y locales.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?