Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

La gestión pública debería ser sinónimo de planificación y previsión

El doctor en Economía y economista Ángel Tejada habla en su columna de opinión de Radio Albacete de la falta de planificación de algunas administraciones en la pandemia y la ola de frío

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La planificación resulta una de las herramientas fundamentales en la gestión y administración del tiempo. Esto supone la clave para acabar haciendo lo que necesitamos y queremos, en lugar de que sea nuestro entorno quien nos marque continuamente nuestras actuaciones.

Si eso es algo fundamental en nuestra vida privada aún lo es más para los gestores públicos, para los que la planificación y el control de gestión deberían convertirse en imprescindibles para alcanzar mayores niveles de eficiencia.

Pero visto lo visto no parece que efectivamente sea así.

Parecía que todos los indicios que apuntaban el inicio de una pandemia a principios del año pasado estaban más que claros. Pues resulta que no sólo no se anticipó la misma, sino que las actuaciones que se han ido implementando a lo largo de los meses parece que son resultado de una improvisación tras otra. La intensidad de la pandemia quizás no se podía medir, pero que iba a tener efectos negativos significativos en la economía y en la vida de los ciudadanos era obvio. Las medidas paliativas contra ello debían de haberse planificado antes de que nos arrollase la situación.

Ahora, tras largos meses de espera resulta que vemos algo de luz con la existencia de una o varias vacunas que permitirán dejar atrás los efectos devastadores de la Covid-19. Pues bien, nos encontramos con un proceso de vacunación mucho más lento de los que se necesita. Unas administraciones responsabilizando a otras de esa lentitud. Los profesionales sanitarios están perfectamente preparados pero esperando que haya una mejor coordinación y un refuerzo de los servicios para acelerar el proceso. De nuevo, falta de previsión.

Empezamos el 2021 y nos encontramos con un aviso de que se iba a producir una de las mayores nevadas y heladas de los últimos años. Lo sabíamos y aún así se observan efectos negativos que, aún asumiendo la intensidad de las nevadas, deberían de haberse evitados si se hubiese planificado y coordinado mejor las actuaciones.

En definitiva, en España debemos exigir una cambio de iniciativa de la administración pública. No se puede dedicar a apagar los fuegos que van surgiendo, Es necesario anticipar lo que queremos y cómo conseguirlo. Si no, seguirá siendo el propio devenir de los acontecimientos quien marque nuestros ritmos. Y esa no es la mejor estrategia para avanzar como país.

Por cierto, a pesar de lo dicho, quiero concluir con mi reconocimiento al Ayuntamiento de Albacete de cómo ha actuado ante la nevada de los últimos días. Me parece un ejemplo de cómo actuar para situarse por delante de los acontecimientos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?