Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Servicios sociales

Un informe resalta el agotamiento de los trabajadores sociales desde marzo

El trabajo se enmarca en el proyecto "Monitor de Impacto de la covid-19 en los Servicios Sociales", que incorpora entrevistas realizadas en 52 centros de servicios sociales de seis comunidades autónomas: Aragón, Andalucía, Baleares, Castilla y León, Euskadi y Madrid.

Según informa la institución académica aragonesa, el trabajo se enmarca en el proyecto "Monitor de Impacto de la covid-19 en los Servicios Sociales", que incorpora entrevistas realizadas en 52 centros de servicios sociales de seis comunidades autónomas: Aragón, Andalucía, Baleares, Castilla y León, Euskadi y Madrid.

Según informa la institución académica aragonesa, el trabajo se enmarca en el proyecto "Monitor de Impacto de la covid-19 en los Servicios Sociales", que incorpora entrevistas realizadas en 52 centros de servicios sociales de seis comunidades autónomas: Aragón, Andalucía, Baleares, Castilla y León, Euskadi y Madrid. / Attila Balazs (EFE)

Un informe en el que participan investigadores de distintas universidades del país evidencia el agotamiento que afecta a los trabajadores de los servicios sociales debido al sobreesfuerzo llevado a cabo desde el pasado mes de marzo, cuando se desencadenó la pandemia por coronavirus.

Según informa la institución académica aragonesa, el trabajo se enmarca en el proyecto "Monitor de Impacto de la covid-19 en los Servicios Sociales", que incorpora entrevistas realizadas en 52 centros de servicios sociales de seis comunidades autónomas: Aragón, Andalucía, Baleares, Castilla y León, Euskadi y Madrid.

Los autores del informe señalan que los primeros efectos de la pandemia se vieron reflejados en el cierre de los centros de servicios sociales, así como en la suspensión de cualquier tipo de atención presencial.

Actualmente, destacan, una progresiva apertura del servicio ha dado lugar a nuevas dinámicas, aunque, en su opinión, no se puede hablar de una absoluta vuelta a la normalidad en su prestación.

Sus observaciones han quedado recogidas en el informe "Los servicios sociales ante la pandemia: más demandas que atender y más retos ante la complejidad".

El informe constata que la precariedad laboral y social que está provocando la COVID-19 hace que los perfiles de los usuarios esté alcanzando a personas que nunca antes se habían visto en situación de necesidad, sobre todo vinculados a la economía sumergida.

Familias, advierte el estudio, que no reciben respuesta a su solicitud del Ingreso Mínimo Vital, a las que se suman personas con problemas emocionales vinculados a la pandemia y el confinamiento.

Además, el impacto que está teniendo la crisis generada por la pandemia ha exigido un esfuerzo enorme a los trabajadores sociales, que, en las entrevistas, advierten que los próximos meses pueden traer un aumento notable de peticiones de ayudas sociales entre aquellas familias cuyos ahorros se han terminado como consecuencia de la finalización de los ERTE o el cierre de sectores como la hostelería.

Destaca el estudio en relación al funcionamiento de los centros de servicios sociales que en la actualidad "es imposible hablar de una vuelta a la normalidad total".

Los expertos explican que aunque los centros han ido reabriendo poco a poco y en todos ellos se presta atención presencial, siguen contando con numerosas limitaciones.

Para los profesionales del sector, esta falta generalizada de la presencialidad en los servicios sociales puede traer consecuencias a la hora de valorar situaciones de riesgo.

La presión sostenida de todos los meses anteriores acaba por desgastar a unos profesionales cuyo nivel de implicación y responsabilidad es muy elevado, destaca el informe.

El estudio evidencia que esta sensación de responsabilidad ante las vidas precarias y en riesgo de extrema pobreza de muchas personas usuarias de servicios sociales crea angustia a las trabajadoras.

Finalmente, los expertos constatan que el hecho de que los efectos de la pandemia sean generalizados ha traído consigo que muchas personas acudan a servicios sociales "sin sentir vergüenza".

Un hecho que es valorado como algo positivo por las trabajadoras sociales, que sienten que los servicios que prestan están "junto a la ciudadanía".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?