Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Personas desaparecidas

La familia de Paco Molina llama a la colaboración ciudadana para encontrar "cualquier pista"

La Policía investiga una carta anónima recibida en el apartado de correos 3011 de Córdoba, habilitado por los padres a fin de recopilar información

Posible aspecto actual de Paco Molina

Posible aspecto actual de Paco Molina / QSD

Han pasado 2.388 días desde el 2 de julio de 2015. Desde entonces, Isidro Molina y Rosa Sánchez no han dejado de buscar a su hijo. Paco Molina desaparecía sin dejar rastro con 16 años, sin dinero en sus bolsillos y sin ningún motivo aparente. 

Desde entonces, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado mantienen abierta una investigación que las ha llevado a pistas en más de una decena de países. Ahora, explica el padre de Paco, "hay varias líneas de análisis abiertas y sabemos que los agentes no han dejado de trabajar pese a que han pasado más de cinco años".

Eso da algo de aliento, aunque, reconoce, "desconocemos en qué punto se encuentran las pesquisas". La difusión de la imagen de Paco Molina está autorizada por los investigadores a través del sistema de alertas del Centro Nacional de Desaparecidos desde 2019 con la esperanza de ampliar su difusión.

Además, la familia de Paco habilitó hace algunos meses el apartado de correos 3011 de Córdoba para que cualquier ciudadano pueda aportar información sobre el caso. "Aunque sea de forma anónima o algún detalle que parezca irrelevante, aunque sea un avistamiento de algún chico que se parezca a Paco, todo puede servir", explica Isidro. De igual forma, recuerda, el 091 es otro canal disponible para aportar datos al respecto.

Hasta ahora, solo se ha recibido una carta anónima que ya investiga la Policía Nacional. "Nos recomiendan no leer el contenido para valorar si se trata de información fiable o alguna broma - además de amenazas y chantajes - como las que ya hemos sufrido en el pasado", se lamenta Isidro. Aclara que el único objetivo es obtener información sobre la desaparición de su hijo o su posible paradero.

El último dato conocido sobre Paco es la declaración de un testigo, que aseguró haber visto subir a Molina a un autobús en la estación de Córdoba que tenía como destino Madrid, no se conoce si solo o acompañado. Más de cinco años después, sus padres no han dejado de dar visibilidad al caso y siguen pagando la línea de móvil del jóven, hoy de 21 años, por si se encendiese.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?