Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

Tribunales

Declara en Santander el acusado de violar y acosar a su ex pareja

El acusado que tenia una orden de alejamiento de la mujer ha negado los hechos

Juicio celebrado en la Audiencia de Cantabria.

Juicio celebrado en la Audiencia de Cantabria. / Cadena Ser (Europa press)

El hombre acusado de acosar y agredir sexualmente a su ex pareja quebrantando varias órdenes de alejamiento ha negado este martes los hechos de los que se le acusa y ha afirmado que "nunca hubo ningún problema entre ellos".

La fiscalía y la acusación particular que ejerce la familia de la mujer, que falleció unos meses después de presentar su denuncia, piden doce años y medio de prisión para el acusado, quien solo ha respondido a las preguntas de su abogado en el juicio que hoy ha quedado visto para sentencia en la Audiencia de Cantabria.

"Eso es mentira", ha dicho cuando la defensa le ha preguntado si agarró a la mujer cuando ella estaba paseando, la subió a su coche, se la llevó a su casa y allí le agredió sexualmente.

Según la declaración que prestó la mujer en 2017 y que ha sido leída por el presidente de la sala, ambos mantuvieron una relación de 14 meses, en enero de ese año dejaron de ser pareja y mientras estuvieron juntos también sufrió agresiones.

En los meses posteriores a la ruptura, la mujer llevaba la pulsera que se proporciona a las víctimas de violencia machista para protegerlas y al acusado se le colocó un dispositivo de control telemático por incumplir de forma reiterada las órdenes de alejamiento.

En el juicio se han exhibido varios vídeos de mensajes en los que el hombre, llorando, le suplica insistentemente que vuelva y le repite que no puede vivir sin él. "Ya estoy muerto, quiero que regreses conmigo para siempre. Te amo, no puedo vivir sin ti", le dice en uno de esos mensajes.

La mujer relató en su declaración, entre otros hechos, que el 24 de mayo de 2017 cuando estaba haciendo la conocida como "ruta del colesterol" en Torrelavega, el acusado apareció en su coche, la agarró del brazo y la metió en el vehículo mientras le pedía que volviera con él y le decía que no le iba a hacer daño.

 Una vez en la casa, explicó entonces, la llevó al dormitorio, le agarró del cuello, la inmovilizó, la desnudó de cintura para abajo y la violó. Ella, añadió, intentó defenderse pero lo único que pudo hacer fue arañarle la cara.

 Después le pidió que la dejara marchar a casa porque la estaban esperando sus hijas y él así lo hizo porque pensaba que iba a regresar después de cenar, según la mujer, quien señaló que no le contó lo ocurrido a nadie porque tenía miedo de que le ocurriera algo a ella o su hija pequeña, a la que había amenazado.

Otro de los episodios de esos meses fue un encuentro en el aparcamiento de un centro comercial, en el que ella no llevaba el dispositivo, que a veces no se ponía porque pitaba cuando entraba en una tienda y se ponía nerviosa.

 Sobre ese encuentro, el acusado ha declarado que fue a comprar como cada tarde y cuando estaba guardando las cosas, apareció ella por detrás y se acercó a preguntarle como estaba.

En la vista ha declarado una vecina de la mujer que fue testigo de ese encuentro cuando salía de hacer la compra con su marido. Ha contado que cuando les vio, cada uno estaba en un lado del coche, la mujer "muy nerviosa" y "muy acelerada" dando vueltas mientras él trataba de acercarse a hablar con ella y, que ante esa situación, fueron hasta donde se encontraban y la acompañaron a casa.

Según esta testigo, a veces coincidían cuando salían a andar y su vecina le había contado que la seguía, la maltrataba "y no lo estaba pasando nada bien".

También le habló de unas pintadas que ella mismo pudo ver y en las que se leía el nombre de la mujer y una declaración de amor. De la violación no le dijo nada porque "no eran amigas íntimas".

En el juicio han declarado dos policías que se ocupan de casos de violencia de género y que han coincidido en que la mujer era "muy introvertida" y le costaba contar las cosas, y han explicado que decidió denunciar lo que le estaba pasando por miedo a que le ocurriera algo a su hija pequeña, a la que incluso pensaba cambiar de colegio.

Los médicos forenses que entrevistaron al acusado vieron una tendencia a actuar de forma impulsiva que no afecta a su capacidad volitiva, por lo que creen que podía controlar esos impulsos.

En su informe final, la fiscal ha considerado probado que existió un acoso y que el acusado alteró tanto la vida de la mujer que hasta tuvo que dejar de salir a pasear y tenía miedo por su hija.

Cree que también está acreditada la agresión sexual y que no había "ningún motivo espurio" para denunciar por parte de la mujer, que tenía "reticencias para declarar".

Ha destacado que, según ha determinado la policía por el GPS del acusado y el teléfono de la mujer, en la franja horaria en la que presuntamente ocurrió estaban en el mismo lugar, y ha esgrimido una fotografía en la que el hombre aparece con una herida longitudinal en la cara, que atribuye a un arañazo.

La defensa, sin embargo, ha argumentado que la herida no pudo ser causada, por su forma, por un arañazo y se la hizo el propio acusado. Ha afirmado también que las declaraciones de la mujer en comisaria y el juzgado son "totalmente distintas", y ha puesto en duda que alguien que tiene miedo se quite la pulsera de protección porque "suena en una tienda".

Según el abogado, cada vez que la mujer le decía que se fuera, su patrocinado, al que ha dicho que conoce desde hace mucho tiempo, se iba. "Podrá ser zafio, pesado, enamoradizo compulsivo y puede hacer tonterías pero pongo la mano en el fuego de que sería incapaz de matar o violar a una persona, y menos a la persona de la que estaba enamorado", ha subrayado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?