Sábado, 16 de Octubre de 2021

Otras localidades

¡Por fin se fue Trump!

El profesor y catedrático de Historia Contemporánea habla de la marcha del expresidente de EEUU

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La democracia nunca está a salvo, ni siquiera en el país con mejor tradición política y el más poderoso del mundo. A pesar de su imagen patética, más propia de una comedia de serie b si no fuera porque cuatro personas perdieron la vida, lo visto en el Congreso norteamericano el día 6 fue un intento frustrado de golpe de Estado.

La incitación de Trump a la protesta salvaje buscaba perpetuarse en el poder con ese lacónico tuit que le define: “Mike Pence no tiene el coraje de hacer lo que debería hacer para proteger a nuestro país y la Constitución”. Algunos han hablado de una incitación a la guerra civil, y es que el clima político se compara con el que precedió a la Guerra de Secesión.

A pesar de todo, Trump no ha condenado explícitamente lo ocurrido y sigue afirmando que “fueron unas elecciones fraudulentas”, cosa que comparten entre el 60 y el 70% de los votantes republicanos. Registró 74 millones de papeletas, 11 más que en 2016, lo que deja un país partido en dos. Todo es consecuencia de la falta de respeto al Estado de derecho, que ha alimentado a través de la glorificación de grupos neofascistas armados, y de su identificación con la antigua Confederación y con el nacionalismo blanco.

Además, estamos ante una pandemia histórica, que deja 400.000 muertos causados por su pésima gestión, y una crisis económica que, combinadas, han revelado las profundas desigualdades sociales que padece un país azotado por el racismo, la xenofobia, el radicalismo o el individualismo, cuestiones que vienen de más atrás y que ahora se han exacerbado. Porque no podemos soslayar otro tipo de factores globales que han favorecido su populismo, como la falta de oportunidades, la pauperización de muchas poblaciones y la escasa sensibilidad de las élites políticas.

El modelo político olía a podrido. Más de dos siglos después de la adopción de la Constitución se vota a través del Colegio Electoral. Este sistema arcaico impide la elección del presidente de forma directa y permite serlo aun habiendo perdido el voto popular. Los intentos de limitar el sufragio por cuestiones de raza, género y otros criterios tienen ya una larga tradición. De hecho, en Georgia hubo que votar en segunda vuelta porque en 1963, en plena revolución por los derechos civiles, se introdujo esa condición para evitar la victoria apoyada por la población negra.

Trump se marcha sin asumir su derrota. Le esperan muchas visitas a los tribunales y el Senado tiene pendiente juzgarlo por incitar a la insurrección y su posible inhabilitación con un segundo impeachment. Con todo, amenaza con volver a la vez que presume de ser el primer presidente en décadas en no iniciar una guerra. Pero ya sabemos que otro de sus peores legados es el éxito de la mentira, un aviso para navegantes.

Por primera vez en 150 años el nuevo presidente no ha tenido a su lado a su predecesor. Esta crisis política ha hecho tambalear la fe en su democracia dentro y fuera de sus fronteras. Ha transformado las relaciones transatlánticas y la mayoría de los europeos (60%) consideran que el sistema norteamericano está roto y que, en los próximos diez años, China les superará como potencia dominante.

Ahora toca aprender la lección.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?