Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

ENTREVISTA EN 'HORA 25' ENTREVISTA EN 'HORA 25' La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, en directo con Pepa Bueno para hablar del dato del paro y de la situación económica de España

La escuela rural, calidad de enseñanza

Repasamos cómo se adaptan los pequeños colegios de la Ribera a la pandemia y cómo han cambiado las costumbres de los niños en el día a día

Escuela Rural

Escuela Rural / Cadena SER

Se nos llena la boca con la España Rural. Quizá muchos han aprendido a valorarla en la época de confinamiento. Lo que supone respirar aire puro, vivir con tranquilidad, con espacio, sin aglomeraciones ni atascos. Es un buen nivel de vida pero… ¿Está bien dotada de recursos e infraestructuras? ¿Realmente las administraciones muestran su preocupación al respecto? No lo parece. En cualquier caso, uno de los elementos indispensables a nivel de servicios en la zona rural es la enseñanza. A través de esos colegios rurales agrupados que, con menos alumnos y de muy variadas edades, tienen que hacer auténticos malabares para afrontar el día a día con unos recursos limitados, pero ofreciendo a cambio una exquisita formación de calidad. Una formación que hoy hemos puesto de relevancia con Ángel Abad del CRA Diego Martín de Peñaranda y con Isabel Díaz-Emparanza, del CRA Valle del Riaza de Milagros.

“Ya hemos pasado el primer trimestre, teníamos incertidumbre de cuánto podríamos durar con los centros abiertos y la sorpresa ha sido grata. Por suerte no hemos tenido que cerrar ningún aula, porque todos queremos que las aulas estén abiertas. El compromiso ha sido de todos, tanto de los maestros, como de las familias o los niños. Hemos tomado medidas severas consiguiendo frenar que se cerrara algún aula. Las normas los niños las respetan mucho más de lo que pensábamos. La relación social es lo que a largo plazo es donde se va a notar la carencia en los niños pequeños”, explica Abad.

“Nosotros también hemos salvado el primer trimestre, solo tuvimos el caso de una niña, y todo ha ido estupendamente. Aquí en Milagros como tenemos varias puertas, cada clase entraba por la suya y con ventanas abatidas y puertas también, hemos conseguido dejar las aulas abiertas. Los niños nos sorprenden y se adaptan muy bien a las nuevas medidas, aunque es diferente venir a la escuela ahora. Responden gratamente todos los días y hasta ellos te echan la bronca si ven que no haces algo correctamente”, especifica Díaz-Emparanza.

¿Pero, este curso va a dejar huella en la parte académica y psicológica? “Sí va a dejar huella y es lógica. Igual a nivel de contenidos no deja huella en lo académico pero es que en las escuelas no solo trabajamos eso, también hacemos acampadas, excursiones, unión de aulas y CRAS y eso se pierde, aunque no quede reflejado en una nota. El distanciamiento, el que ya no jueguen pequeños con mayores… Está claro que esto va a dejar marca”, explica Abad. Algo que apoya su homóloga de Milagros. “Se va a notar diferencia, también hemos notado que los niños han estado sin socializar y que al volver en septiembre les ha costado adaptarse a las normas, eso también se ha notado”, asevera Isabel.

¿Podremos recuperar el tiempo perdido cuando todo pase? “Va a ser un proceso progresivo, habrá que trabajar en ese acercamiento de unos a otros. En la calle luego los niños se relacionan con normalidad, están todos juntos, y en los coles pequeños luego están juntos en el aula, así que no notan tanta diferencia”, alegan ambos, reconociendo que les está costando “motivar de forma segura a los niños sin poder desarrollar actividades cooperativas adaptándonos a la nueva situación”.

Futuro

Sobre sus proyectos a corto o largo plazo en ambos centros, Abad reconoce en su caso que "tenemos varios frentes, ahora el más importante es el de la salud, nos olo con la pandemia sino también en la alimentación, cuidado físico y emocional". "Luego también por lo que estamos viviendo en lo referente la comunicación con las familias es de forma digital, y con los niños igual, por si hay confinamiento de todo un país o aislamiento de un niño o niña en concreto. Estamos preparados", añade.

Por su parte, Díaz-Emparanza cuenta los proyectos del Valle del Riaza. “Seguimos con los proyectos de aprendizaje y servicio, compostaje, reciclaje, huertos, lo de los abuelos y las residencias lo hemos tenido que hacer de forma diferente al no podernos unir con ellos, y a modo de rivindicación decir que la escuela rural lucha, seguimos hacia delante y lo damos todo, la escuela rural es calidad de enseñanza", sentencia.

La charla al completo con ambos profesores puede reproducirse en el siguiente audio.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?