Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

Patrimonio cultural

Los dos proyectores del Adriano abandonan el cine tras ser cedidos al Ayuntamiento de Ponferrada

Formarán parte de a exposición permanente dedicada al histórico teatro-cine de la capital del Bierzo

Operarios municipales del Ayuntamiento de Ponferrada se han hecho cargo de los dos proyectores del teatro-cine Adriano, las dos piezas que todavía podían salvarse del emblemático edificio ahora en proceso de demolición.

Su propietario, Manuel Rodríguez, visiblemente emocionado, ha vuelto a insistir en la imposibilidad de mantener el edificio en condiciones a pesar de reconocer el apego que la ciudadanía de Ponferrada mantiene con el histórico cine. La única manera, dice, es ceder las dos piezas más emblemáticas.  'Nosotros nos las necesitamos e iban a estar encerradas  con lo que si se les da una limpieza y se exponen para que la pueda ver la ciudadanía es importante' reconoce Rodríguez, apenado todavía por la obligación de demoler el inmueble.

Los dos proyectores, en estado óptimo de conservación, pasarán a formar parte de la colección del Ayuntamiento de Ponferrada que ya cuenta con numerosas piezas procedentes del Adriano y que han servido para componer una exposición permanente en la Biblioteca Municipal. Son los vestigios rescatables del edificio que, a día de hoy, ya sólo alberga escombros en su interior. La directora de la obra e hija del propietario, Maite Rodríguez reconoce que la conservación de ambos proyectores mitiga la tristeza por el final del Adriano que, gracias a estas donaciones, seguirá vivo en la historia para las nuevas generaciones de Ponferrada.

'Nuestros hijos las ven y alucinan, es muy bonito para que las generaciones venideras vean cómo era el cine'  explica Rodriguez 'no es todo tan fácil como con las redes sociales, que antes era más complicado, con qué tipo de  máquinas, que eran  con carbón, yo creo que es muy bonito para que se pueda disfrutar', añade.

Los dos proyectores son los originales del teatro desde que comenzó su andadura en 1962 lo que supone 58 años de existencia para dos máquinas que han logrado conservarse al estar en la zona más protegida del edificio y que, por tanto, sólo requieren de una limpieza en profundidad para su exposición.

Los trabajos de derribo se prolongarán hasta el mes de febrero

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?