Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

Opinión

Qué bochorno

La Firma de Guillermo Granja

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Vaya por delante que me pareció muy corto el intervalo de tiempo que se estableció, como toque de queda, en la prórroga del estado de alarma que se decretó en el mes de noviembre. Mi postura era que empezase entre las ocho o las nueve de la tarde y finalizase sobre las siete u ocho de la mañana. También mi posición era que, en las navidades, se endureciesen esas condiciones para evitar, en gran medida, lo que estamos sufriendo. En mi opinión, yo hubiese realizado ese confinamiento domiciliario corto que reclaman los expertos en ese momento, ya que el daño a la economía global era menor que en estos instantes.

Lo curioso es que los responsables del gobierno regional nunca, hasta ahora, habían manifestado posición similar al respecto. Es más, nunca aplicaron al máximo las posibilidades que les daba la normativa, por ejemplo, podían haber ampliado el toque de queda hasta las siete de la mañana, cosa que ni se han planteado. Tampoco tomaron medidas especiales en la campaña de navidad, todo lo contrario, retrasaron el inicio del toque de queda en determinados días y permitieron la libre circulación entre comunidades autónomas, provincias y municipios. En España sólo dos comunidades se atrevieron a decretar normas más exigentes: Baleares y la comunidad Valenciana.

Ahora, después, a mi entender, de una nefasta gestión de la pandemia por parte de la Junta de Castilla y León desde el mes de marzo hasta este momento, de haber hecho un seguidismo de todas las actuaciones del gobierno central, lo que supuso un cisma dentro del partido popular y que está teniendo sus consecuencias a nivel interno, de no haberse adelantado nunca a los datos de esta enfermedad, ahora se tiran al monte y dan un golpe en la mesa extemporáneo e ilegal para intentar doblegar la curva de contagios.

Aún siendo loable que, por primera vez, intenten tomar la iniciativa en esta materia y estando de acuerdo en que es la forma de poner coto a esta situación, no puedo más que criticar la forma de llevarla a cabo. En una democracia el fin no está por encima de los medios, señores de la Junta. El principio de legalidad y el respeto al estado de derecho son la esencia del modelo de convivencia que tenemos. La publicación del acuerdo del presidente de la Junta de Castilla y León el pasado sábado ha supuesto una vulneración palpable de estos principios. A mi modesto entender, se han puesto a la misma altura, salvando las distancias, que los políticos catalanes en el llamado "procés".

La disposición final primera del real decreto que establece el actual estado de alarma dispone que: "durante la vigencia del estado de alarma declarado por este real decreto, el Gobierno podrá dictar sucesivos decretos que modifiquen lo establecido en este, de los cuales habrá de dar cuenta al Congreso de los Diputados". Por tanto, la autoridad competente delegada no puede modificar lo que ordena esta norma.

Dejen de hacer el ridículo y dedíquense a tomar medidas efectivas, en el ámbito de sus competencias, para frenar esta pandemia. Por ejemplo, dediquen más recursos económicos para realizar más test masivos, según anunció el señor Mañueco hace pocos días; dedíquense a acelerar el proceso de vacunación; dedíquense a contratar más rastreadores, dedíquense a ampliar los servicios sanitarios para que ninguna patología se vea negativamente afectada, utilizando la sanidad privada, los farmacéuticos, los veterinarios, las mutuas, etc.

Por último, no la tomen con los fieles, ya que les reducen enormemente el aforo, cuando en los centros educativos tenemos, en un espacio muy inferior, muchas aulas con más de 25 alumnos. Si no existen evidencias de contagios en las iglesias, no es lógico que se haga un recorte tan radical.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?