Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Alcaldes del área sanitaria Pontevedra-Salnés piden el confinamiento ante el alarmante incremento de casos

El Presidente de la Xunta anuncia restricciones más duras en los próximos días.

La Hostelería vuelve a cerrar en los municipios con las máximas restricciones.

La Hostelería vuelve a cerrar en los municipios con las máximas restricciones. / Cadena SER

Varios alcaldes del área sanitaria Pontevedra-Salnés solicitan abiertamente un nuevo confinamiento de la población ante el alarmante incremento de casos registrados en las últimas 24 horas.

 En el área sanitaria Pontevedra-Salnés han saltado todas las alertas al registrarse 212 nuevos positivos en 24 horas. El número total de enfermos se sitúa 1.374 (179 más que ayer dado que hubo 33 altas).

Aumenta también la presión hospitalaria. Se mantienen 14 pacientes en la UCI, pero hay 74 pacientes en planta (12 más que ayer): 53 en Montecelo, 9 en el hospital del Salnés y 12 en el Hospital Quirón Miguel Domínguez. Este centro experimenta la mayor subida con el traslado de 8 positivos del brote detectado en el antiguo sanatorio de la Merced, en Poio.

Y también aumenta el número de fallecidos. Son ya 94 personas. Las últimas víctimas fueron un hombre de 80 años y una mujer de 81. Eran un matrimonio de Moraña que falleció con pocas horas de diferencia en Montecelo.

En el área sanitaria de Santiago-Deza-Barbanza se han contabilizado 173 nuevos positivos en 24 horas. Hay 2.694 enfermos, que son 101 más que ayer.

Aumenta también la presión hospitalaria: 108 están en planta y 28 en la UCI. Hasta el momento han fallecido en esta área 237 personas; las tres últimas en la jornada de ayer: un hombre de 90 años y dos mujeres de 84 y 85 años

La explicación a este alarmante incremento de contagios es doble, según los expertos. Por una parte se debe a las fiestas familiares que a pesar de las advertencias sí se realizaron en Navidades, y por otra, a la variante británica del coronavirus mucho más contagiosa, y cuya presencia en Galicia es anterior a lo que se había barajado. Así lo dijo en declaraciones a esta emisora, Miguel Alvarez Deza, Jefe de la Unidad de alertas epidemiológicas del área sanitaria de Pontevedra-Salnes.

El doctor Alvarez Deza considera que los políticos se equivocaron al no prohibir abiertamente las reuniones familiares en Navidades. Pone como ejemplo la situación de Poio, cuyo elevado índice de contagios se debe sobre todo a brotes familiares; al igual que está sucediendo en la mayoría de municipios del área sanitaria.

El doctor Deza explicó que de los 131 brotes detectados en el área sanitaria desde el 1 de enero, 120 son de ámbito familiar lo que demuestra que hubo muchas fiestas en navidades.

El responsable de la Unidad de alertas epidemiológicas en Pontevedra tiene claro que, llegados a este punto, la mejor opción para controlar la pandemia es un confinamiento nacional de al menos un mes; y mientras tanto pide que todos nos auto confinemos voluntariamente y que no salgamos a la calle más que a lo imprescindible, cortando las relaciones sociales.

También varios alcaldes del área sanitaria piden ya un confinamiento de la población. Lo hicieron por ejemplo los regidores de Pontevedra, Poio, ambos del BNG, o el de Vilanova de Arousa, del PP.

Luciano Sobral no dudó en calificar de alarmante la situación de Poio que registra 274 casos (73 más que ayer), y si sitúa en los 1451 casos por 100.000 habitantes, en el nivel de restricciones más duras aporbadas por la Xunta. Ante esta situación, el regidor pidió a sus vecinos el auto confinamiento voluntario.

Lo mismo hizo el alcalde de Pontevedra, municipio que cuenta con 297 casos (31 más que ayer). Fernández Lores, en el programa la Opinión, pidió a la Xunta y al Gobierno Central que dejen de priorizar la economía sobre la salud, y que aprueben de forma inmediata un confinamiento.

Y lo mismo opina el alcalde de Vilanova de Arousa. Gonzalo Durán sostiene que ante estos niveles de contagio la única opción en el confinamiento urgente.

 

Desde el Gobierno gallego, el Presidente de la Xunta ya anticipó que en los próximos días se tomarán restricciones más duras, con confinamientos selectivos, ante el preocupante incremento de los contagios.

 

La pandemia obliga a la alcaldesa de Marín a renunciar a su acta de diputada en el Congreso.

La alcaldesa de Marín, María Ramallo, del PP, anunció que este mes renunciará a su acta de diputada en el Congreso “motivada por la duración de la crisis sanitaria”. La alcaldesa argumenta que la situación que está creando la pandemia “requiere que dedique más tiempo a la alcaldía para redoblar esfuerzos en Marín, dado que 2021 se presenta como un año muy duro, desde el punto de vista social y económico”.

Coincidiendo con este alarmante incremento de casos, han entrado en vigor las nuevas restricciones aprobadas por el comité clínico de la Xunta contra la pandemia.

En el área sanitaria Pontevedra-Salnés están en nivel máximo de Restricciones 15 municipios:

Pontevedra, Poio, Bueu, Meis, A Illa, Vilanova, Vilagarcía, Catoira, Valga, Pontecesures, Caldas, Cuntis, Moraña, Forcarei y A Lama.

Todos estos municipios tienen cierre perimetral, limitado al propio municipio. No se podrá entrar ni salir sin causas justificadas (trabajo, educación, atención sanitaria o cuidado de personas debidamente justificado). La Hostelería solo podrá atender en terraza con un aforo del 50%, y obligación de cerrar a las 6 de la tarde. Las reuniones se limitan a un máximo de cuatro personas no convivientes. Y los centros comerciales no podrán superar el 30% de aforo.

Los 13 municipios restantes del área sanitaria se encuentran en el nivel Medio Alto.

Son Marín, Vilaboa, Soutomaior, Ponte Caldelas, Cerdedo-Cotobade, Campo Lameiro, Barro, Portas, Ribadumia, Cambados, Meaño, Sanxenxo y O Grove.

Todos ellos NO tienen cierre perimetral pero solo se podrán mover con otros municipios de su mismo nivel. La Hostelería cerrará también a las 6 de la tarde pero podrá atender hasta el 30% de aforo en interior y 50% en terraza. Los comercios podrán cerrar a las 9’30 de la noche, y las reuniones se limitan también a un máximo de 4 personas no convivientes.

En el área sanitaria de Santiago-Barbanza-Deza se encuentran en nivel Máximo de Restricciones los municipios de:

Silleda, a Estrada, Padrón, Rois, Dodro, Rianxo, Boiro, a Pobra, Ribeira y Porto do Son.

Los demás municipios se encuentran en el nivel Medio Alto de restricciones, entre ellos Lalin, Rodeiro, a Golada.

La Hostelería vuelve a cerrar en los municipios con las máximas restricciones.

Las máximas restricciones afectan especialmente a la hostelería porque obligan al cierre en el interior de los locales, y solo permiten atención en las terrazas al 50% del aforo.

Unas condiciones que ya provocaron que en los municipios afectados, la mayoría de los establecimientos decidiesen no abrir.

Ejemplo de ello es la ciudad de Pontevedra donde pocos establecimientos abrieron hoy sus puertas. Ante los micrófonos de esta emisora aseguraron que solo abren para probar unos días, pero que se ven abocados al cierre y a volver a los Ertes porque solo con las terrazas no pueden subsistir.

Los hosteleros reclaman los mismos horarios que el comercio porque aseguran que son menos peligrosos en el control de la pandemia.

En algunas localidades, caso de Lalín, los hosteleros ya anunciaron movilizaciones para seguir reclamando ayudas que realmente compensen las enormes pérdidas que está teniendo el sector.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?