Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

Miquel Iceta entra en el Gobierno de Pedro Sánchez

Miquel Iceta: el triunfo del 'fontanero' que estaba de retirada

Después de toda una vida dedicada al socialismo, alcanza a sus 60 años el cargo de mayor rango de su carrera

El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, en una imagen de archivo

El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, en una imagen de archivo / Getty Images

En la sede de los socialistas catalanes todavía recuerdan el maremoto político de junio del 2014. El PSC se había roto internamente por el ‘procés’, el partido encadenaba sus peores resultados elección tras elección y la amenaza de un nuevo espacio de izquierdas liderado por Ada Colau estaba cada vez más cerca de materializarse. Y todo mientras las relaciones con el PSOE se deterioraban día a día.

Tras la dimisión de Pere Navarro como primer secretario, todo estaba a punto para una nueva etapa liderada por Núria Parlón, pero pocos segundos antes del Consell Nacional que iba a encumbrarla, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet daba un paso atrás y anunciaba, para sorpresa de todos, que no optaría a la primera secretaría.

El desconcierto y el pánico se apoderó del PSC. En el peor momento de su historia, el partido navegaba a la deriva y sin un capitán al frente. Nadie quería dar el paso. Los cuadros socialistas temían el desastre, hasta que un histórico levantó la mano: era Miquel Iceta (Barcelona, 1960), un veterano que, aparentemente, estaba de retirada tras su frustrado intento de liderar el partido en 2011, y que volvía a la primera línea para coser un partido en descomposición.

Pocos como él conocen la vida interna del socialismo y saben moverse hábilmente en el complejo alambre de las relaciones PSOE-PSC. Iceta se afilió al Partido Socialista Popular Catalán con 17 años (en 1977) y desde entonces ha sido uno de sus grandes fontaneros: ya estuvo involucrado en el proceso de unificación del socialismo catalán tras la dictadura, y ha jugado un papel clave en la negociación del Estatut, del Tripartit y del acuerdo federalista entre el PSOE y el PSC.

A lo largo de su carrera ha trabajado con Felipe González en la Moncloa como director y subdirector de Análisis del Gabinete de Presidencia (1987-1991 y 1995-1996), como concejal del Ayuntamiento de Cornellà (1987-1991), como Diputado en el Congreso de los Diputados (1996-1999) o como secretario de la Mesa del Parlament entre los años 2012 y 2014. Además, ha formado parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE y fue el primer político español en salir del armario en el año 1999.

En su reciente etapa como líder del PSC, ha enterrado el llamado ‘derecho a decidir’, ha apaciguado internamente el partido y ha fortalecido los puentes con el PSOE. De hecho, ha sido uno de los grandes apoyos de Pedro Sánchez, especialmente en su asalto inicial a la secretaría general. Su buena sintonía y la llegada de los socialistas a la Moncloa han sido claves para la recuperación del PSC, que en los últimos años ha ganado terreno en las generales, municipales y europeas y, en menor medida, en las catalanas del 2017.

“Hábil negociador”, “gran estratega”, “afable” y con “sentido del humor” para los suyos, y “cínico” y “sibilino” para sus rivales, todos reconocen la inteligencia política de Iceta y sus cualidades como orador y parlamentario. Eso sí, esto no le ha impedido protagonizar algunas polémicas, como cuando, en plena campaña, se convirtió en el primer dirigente socialista en hablar abiertamente de indultar a los presos del ‘procés’.

A pesar de su dilatada trayectoria política, el propio Iceta asume con resignación que, para mucha gente, será recordado por homosexual y por el vídeo viral en el que aparecía bailando el ‘Don’t stop me now’, de Queen, al lado de Pedro Sánchez en un acto de campaña. Además de a la música, es un gran aficionado a la lectura, los gatos y los haikus (cada día publica uno desde 2014), y es habitual verle con una Coca-Cola en la mano.

Tras el intento fallido de presidir el Senado y tras pactar con Pedro Sánchez su renuncia como candidato del PSC a las catalanas, Iceta alcanza a sus 60 años el cargo de mayor rango de su carrera: ministro de Política Territorial y Función Pública. Desde allí, el fontanero que estaba de retirada, asumirá el reto de intentar resolver el conflicto catalán con su bandera de “la ley y el diálogo”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?