Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

Tercera división

El Real Jaén vuelve a perder dando una triste imagen como equipo

El Poli Almería ganó con toda justicia por 2-0

Charaf, del Real Jaén, presiona a Aranda, jugador del Poli Almería.

Charaf, del Real Jaén, presiona a Aranda, jugador del Poli Almería. / Real Jaén

El Real Jaén parece que no termina de tocar fondo. Cuando parecía que peor no lo podía hacer, volvió a naufragar. En la mañana del domingo y frente al Poli Almería, el equipo que entrena José María Pajares perdió por un justo 2-0. Mientras que los jugadores del Poli buscaron desde el primer minuto la portería contraria, los del Real Jaén sólo aguantaron con cierto orden en defensa el control del juego que llevaba el cuadro de casa.

Solo una galopada de Antonio Montiel, que lució en este partido el brazalete de capitán, por su banda fue el único peligro que creó el Real Jaén en toda la primera mitad sin disparar ni una sola vez a portería.

Por el contrario, la fe del Poli les llevaría hasta el 1-0 con la inestimable ayuda del portero Diego Barrios que dejó escapar un balón que le llegaba sin problema que terminó en la cabeza de Álvaro de la Rosa para adelantarse en el marcador.

El Real Jaén quiso dar un paso adelante tras el gol pero solo fue un espejismo, ya que ni las llegadas creaban peligro ni tampoco la zaga almeriense lo permitía. El Poli se montaba como un equipo muy serio atrás sin dejar opción a un Real Jaén que no encontraba su sitio en el campo; solo Ezequiel, el mejor del Real Jaén y el defensa Rafa Navarro lo intentaban una y otra vez pero sin fortuna.

Con el inicio de la segunda parte el decorado apenas cambió; el Real Jaén tenía más el balón pero su dominio era infructuoso ya que los almerienses, muy juntos y ordenados, hacían que los ataques visitantes murieran uno tras otro ante la desesperación del equipo de Pajares.

Dominio territorial del Real Jaén donde Ezequiel era el único protagonista ofensivo de un Real Jaén sin ideas y sin tirar a portería entre los tres palos. Así era imposible.

Quien si acertó fue el Polideportivo Almería. Dani Garzón, otro de los destacados del partido entró en el área y el debutante Piscu le derribó, un penalti que ni los jugadores del Real Jaén protestaron. Sergio, que no hacía muchos minutos que había saltado al campo, se encargaría de hacer el 2-0 definitivo.

En resumen ganó el equipo que buscó la victoria; ganó el equipo que la buscó con fe; ganó el equipo más serio y mejor posicionado. La cara opuesta fue la que ofreció el Real Jaén en Almería.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?