Sociedad
Sareb

La Sareb amenaza con expulsar a 20 familias que viven de alquiler en Riba-roja del Túria

El alcalde del municipio pide ayuda al Consell para dar una solución a estas familias

Exterior del edificio que ha comprado la Sareb / Ayuntamiento de Riba-roja del Túria

Valencia

La Sareb amenaza con expulsar de sus casas a veinte familias que viven de alquiler en un edificio de Riba-roja del Túria. El banco, que gestiona activos inmobiliarios, y que es semipúblico, ha comprado el bloque donde viven estas familias y ha iniciado un proceso judicial para que salgan de las viviendas. Una situación que ha obligado a intervenir al Ayuntamiento para intentar mediar en el asunto.

El alcalde de Riba-roja del Túria, Robert Raga, explica que los inquilinos llevan desde 2010 pagando sus alquileres, que rondan los 400-500 euros, y ahora se ven amenazados con tener que abandonar sus casas. El primer edil recuerda que parte de la Sareb es propiedad del Estado y pide una reunión urgente con el vicepresidente Rubén Martínez Dalmau, que es conseller de Vivienda, para que les ayude.

Robert Raga: "Pedimos ayuda a la Generalitat"

00:23

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1612716010485/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El pasado 16 de noviembre tras ser avisados por esa empresa y posteriormente por el Juzgado número 3 de Lliria, los vecinos afectados aportaron, según explica el Ayuntamiento, toda la documentación que acredita la validez de los contratos de alquiler con la misma. En ese momento el consistorio se preocupó por el caso e inició conversaciones con la Sareb para lograr una mediación y soluciones al problema, sin obtener de momento ninguna respuesta favorable a los intereses de las familias.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad