Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

Opinión

El objetivo es salvar vidas, no la Semana Santa

El responsable de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER reflexiona sobre la suspensión de la semana de pasión

Juan Francisco Rojo, responsable de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER

Juan Francisco Rojo, responsable de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER / Cadena ser

El pasado 17 de noviembre de 2020 escribí un editorial que llevaba por título"Salvar vidas antes que la Navidad". Parecía obvio; pero no lo fue. Se salvó antes la Navidad que las vidas y la consejera de Sanidad dijo aquello tan desafortunado de que si no se relajaban las restricciones en época navideña, "los hosteleros nos matan". Después de decir esa barbaridad, una persona que ejerce la medicina, todavía no ha dimitido como consejera.

Siempre me queda la esperanza de que el ser humano aprenda de la experiencia. Pero me equivoco. En ningún momento me había planteado que vaya a haber Semana Santa en el formato tradicional de este tipo de celebración. El pasado lunes la Junta dijo lo esperable, aunque lo hizo camuflándolo en un comunicado y de una forma poco ortodoxa que daría la impresión de querer que el mensaje pase de tapadillo. Igea descartaba los actos procesionales. Castilla y León no tendrá procesiones ni actos multitudinarios.

Me sorprende y mucho que el presidente de la Hermandad de Cofradías de Palencia, Antonio Motila, no ha sido el único, diga que el anuncio ha sido precipitado. Lo dice horas después de predecir Fernando Simón una cuarta ola que, previsiblemente, será menos virulenta. Quiero entender que el representante de las cofradías no se ha sabido explicar, porque son muchos los ciudadanos que hemos dado por hecho que esa celebración no entra en las previsiones. Es cierto que, como no podía ser de otra forma, Motila anteponía la salud a la celebración. En eso estamos todos, vino a decir.

Bienvenida sea cualquier actividad online, cualquier plan B que destierre los actos presenciales. Pero Palencia ha superado la barrera de los 370 muertos, un goteo que día a día se muestra incesante. Sólo con ese dato deberíamos descartar de forma contundente cualquier atisbo de celebrar la Semana Santa. Y sé que lo que digo es doloroso, especialmente para un sector, el de la hostelería, en una agonía insufrible. Pero no hay que esperar a nada. Las cosas claras cuanto antes.

Estamos ante una pandemia. Como dije en mi anterior editorial dedicado a la Navidad, el virus no sabe ni de plazos ni de calendarios. En verano y en las fiestas navideñas el Covid no se fue de vacaciones. En Semana Santa tampoco lo hará. Y en este caso los fallecidos no resucitarán al tercer día. Ayudemos a los sectores más afectados por la crisis sanitaria. Volquémonos con ellos. Pero pensar que la Semana Santa es posible resulta una temeridad. Aquí toca salvar vidas, no celebraciones. Y quien no lo entienda es un inconsciente.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?