Martes, 13 de Abril de 2021

Otras localidades

Urbanismo

La mercantil que apostaba por construir un nuevo hotel en la Colonia Ducal renuncia al proyecto

Los responsables de la iniciativa privada lamentan comprobar que esta inversión no ha suscitado el apoyo mayoritario del pleno municipal

Colonia Ducal de la playa de Gandia

Colonia Ducal de la playa de Gandia / Redacción

Después de meses de debate público, incluso de un desencuentro manifiesto entre las dos formaciones que son socias en el Gobierno de Gandia (PSOE y Compromís Més Gandia-Unida), la empresa que había impulsado la propuesta para modificar el Plan General que debía permitir la construcción de un nuevo hotel en la Colonia Ducal, en la playa de Gandia, finalmente ha renunciado a seguir adelante con el proceso.

Una vez finalizado el plazo de exposición al público de su proyecto, los responsables de la iniciativa privada "lamentan comprobar" que esta inversión "no ha suscitado el apoyo mayoritario del pleno municipal".

Ante esta evidencia, y dado el coste que supone asumir la redacción de los diferentes estudios para llevar a cabo una obra de esta magnitud sin tener la certeza de que hay una voluntad clara de apoyo, la mercantil ha renunciado a proseguir los trámites.

En un comunicado emitido por la mercantil se hace un repaso a la posición adoptada por cada una de las formaciones que conforman la Corporación municipal. Así pues, al PSOE le agradecen su "posición favorable", al igual que a Ciudadanos.

Sin embargo, a Compromís Més Gandia-Unida le recriminan su rechazo a la iniciativa, pero al menos ven como "positivo que han sido transparentes desde el principio, y que han abierto esta cuestión al debate público". Tampoco comparte la mercantil la estrategia de los nacionalistas de supeditar el desarrollo del proyecto a contar con el apoyo mayoritario de los vecinos de la Colonia Ducal, ya que consideran un "error" dar prioridad a intereses particulares por encima de un "modelo de ciudad".

Desde la promotora se plantea que su propuesta se encontraba amparada en un marco normativo que potencia la regeneración urbana frente a un modelo de ciudad expansiva, devoradora de territorio. Apuntan que iba a ser un hotel integrado en su entorno, con menos alturas que las edificaciones colindantes, y que iba a respetar y crear un mayor número de espacios verdes y viarios.

Por último, aseguran que la "excusa" de la singularidad de la Colonia Ducal no es admisible, dado que este espacio no cuenta a día de hoy con ningún tipo de protección normativa.

Por cierto, especial mención la que se realiza en el comunicado respecto a la postura del Partido Popular, al que acusan de no haberse pronunciado a pesar de que los populares abogan en su programa por la creación de más plazas hoteleras.

La decisión de la mercantil que impulsaba este proyecto también llega después de que el vicealcalde de Gandia y responsable de Urbanismo, Josep Alandete, advirtiera de que sería la Conselleria de Política Territorial la que tuviera la última palabra. Desde la Administración autonómica planteaban que este cambio era "estructural", y por lo tanto debía contar con el visto bueno de la Comisión Territorial de Urbanismo. Alandete ha indicado que este sería el último paso de un proceso que comenzaba con la propuesta de una iniciativa privada, y que si hubiera continuado adelante debería haber obtenido la aprobación del pleno municipal.

Comunicado de la mercantil

 "Habiendo finalizado el plazo de exposición al público de nuestra propuesta de modificación de planeamiento para poder albergar un edificio hotelero en la parcela terciaria del plan parcial Colonia Ducal, lamentamos comprobar que la implantación del hotel no ha suscitado un apoyo de la mayoría de los representantes del pleno municipal.

Por este motivo, renunciamos a proseguir con los trámites, ya que no podemos asumir la redacción de proyectos y diferentes estudios sin tener la certeza de que hay una voluntad clara e inequívoca por parte de la mayoría plenaria de apoyar el proyecto hotelero. Queremos agradecer públicamente al grupo municipal socialista su apoyo sin fisuras a nuestra propuesta.

Somos conscientes que lo más fácil para el PSOE hubiera sido retirar su apoyo público una vez comprobado que su socio de gobierno se iba a oponer, y aun así han mantenido su posición hasta el final, por lo que creemos de justicia mostrar un agradecimiento especial.

Del mismo modo, queremos agradecer al grupo Ciudadanos su postura a favor. Ambos partidos han demostrado que independientemente de su posición, oposición o gobierno, el interés general y el interés de la ciudad están por encima de cuestiones políticas cuando hablamos de Gandia.

Como es obvio no podemos compartir la postura en contra de Compromís, pero sí queremos agradecer su posición clara desde el principio, y que siempre han sido transparentes con nosotros y nos han abierto las puertas al diálogo y la confrontación de ideas.

Desde un primer momento,  supeditaron su apoyo a la opinión de los vecinos de la primera fase de la Colonia Ducal. Consideramos que es un error. Supone el peligroso antecedente de situar en manos de los interesados cuestiones que son de índole de ciudad. La decisión de emplazar un hotel o no en primera linea de la playa, no se puede delegar en manos de los vecinos directamente afectados, al igual que tampoco se puede delegar en manos de los trabajadores que se verían beneficiados por su construcción, ya que son parte directamente interesada.

Debemos tener, y los diferentes grupos políticos deben defender, un modelo de ciudad, el que sea, pero un modelo claro. Una vez establecido este, las actuaciones individuales no pueden depender del apoyo o no de los colindantes afectados. Debe dárseles voz, por supuesto, pero no delegar en ellos la aprobación. Si no, podemos encontrarnos con la paradoja de que cuanto más numeroso, ruidoso o bien relacionado sea el colectivo afectado, más fuerza tenga en su posición y pueda vetar proyectos interesantes para la mayoría de ciudadanos. Y esto, en nuestra opinión es peligroso y arbitrario.

La propuesta que hemos presentado para la Colonia Ducal se encuentra amparada por el marco normativo actual, tanto autonómico como estatal, que potencia la regeneración urbana mediante actuaciones de dotación, frente al modelo de ciudad expansiva que devora territorio sin límite. En contra de lo que se ha querido dar a entender por agentes interesados, la actuación no era un "traje a medida" o una intervención ad hoc.

Se pretendía realizar una renovación mediante un plan de reforma interior, como otros tantos que se han realizado ya, o están en proceso. No es nada fuera de lo común, es un procedimiento totalmente reglado y con multitud de garantías legales. De hecho, ahora mismo hay aprobadas ya 89 modificaciones del plan general. Esta, hubiera sido la 90a modificación. Nada extraordinario. Iba a ser un proyecto totalmente integrado en su entorno como ya hemos comentado más de una vez, con menos alturas que sus colindantes.

Y no solo íbamos a respetar los espacios libres, zonas verdes y viarios, si no que íbamos a crear un mayor número, potenciando la morfología edificaciones abiertas al mar con espacios libres comunitarios. La excusa de la singularidad de la Colonia Ducal no es admisible. En Gandia hay 15 BICs y 30 BRLs, además de los núcleos históricos como Benipeixcar, Beniopa, Raval, Centre Históric, etc.

Todos ellos gozan de algún nivel de protección y en ellos no se puede actuar sin autorización previa de la Conselleria de Cultura. La Colonia Ducal no cuenta con ningún tipo de protección normativa.

De otro lado, no podemos más que mostrar nuestra sorpresa al observar la postura del principal partido de la oposición. En un proyecto que aborda directamente el modelo de ciudad, el PP no se ha posicionado. Se puede estar a favor o en contra, pero no no estar. No entendemos como el PP que aboga en su programa por la creación de más plazas hoteleras, no es capaz de pronunciarse, ni aún con la total obtención de informes técnicos favorables, como hubiera sido el caso, de manera indubitable a favor cuando se presenta una propuesta en esta linea.

La política en materia urbanística no puede depender de quién sean los afectados, o de si se es gobierno u oposición. Por último, consideramos muy positivo el debate abierto en torno a la propuesta presentada, y por extensión al modelo urbanístico general. Todo lo que sea un debate de ideas, sano y con respeto es bienvenido". 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?