Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Inmigración irregular

La pobreza, el repudio y el maltrato, la cara femenina de la inmigración

Las mujeres representan sólo el 5% de los más de 23.000 migrantes llegados en pateras y cayucos a las islas en el último año, la mayoría vienen con sus hijos, algunos de muy corta edad

Dunia junto con Aisha y su hija

Dunia junto con Aisha y su hija / Santiago Moreno

Las Palmas de Gran Canaria

Las mujeres representan apenas el 5% de los más de 23.000 de los migrantes llegados a las islas en los últimos doce meses pero apenas se habla de ellas. Suelen  viajar solas en pateras con sus hijos, algunas con sus bebés de  pocos días de vida. Los motivos de su huida no sólo son económicas o por conflictos bélicos, también por sufrir maltrato o por ser repudiadas por sus familias.

Ser mujer en Marruecos no es fácil, lo sabe muy bien Duina de 33 años. Es separada, sufría el constante acoso de su ex pareja que no dudaba en atormentarla en el trabajo a dónde acudía con frecuencia para insultarla y ridiculizarla de forma agresiva. La fábrica se hartó de esas inoportunas visitas y decidió despedirla de su puesto de trabajo como encargada. Los insultos y vejaciones también los difundía su ex marido a través de las redes sociales, amenazándola con que iba a dejarla sin sus dos hijos, una adolescente de 13 años y un niño de 11. Temía por su vida y la de sus hijos, ambos sufrían ese maltrato en el colegio donde eran señalados, y todo eso en Boujdour, un pequeño pueblo costero saharaui. Según cuenta Dunia, "veía cómo mis hijos lloraban cuando regresaban del colegio, incluso mi hija amenazó un día con suicidarse. Fue entonces cuando decidí hablar con ellos, les conté los peligros que conllevaba viajar en patera, pero asumieron los riesgos". Pagó 4.000 euros por la travesía, 2.000 ella, y 1.000 por cada uno de sus hijos. Se embarcaron en esa precaria embarcación en Dajla el pasado 10 de noviembre, tardaron tres días en llegar a Gran Canaria.

Desde esa misma ciudad saharui, partió una semana más tarde Aisha de 31 años con su pequeña Yeida de sólo dos meses. En la patera viajaban 36 personas, ella era una de los dos mujeres que iban en la precaria embarcación. Dice que sus compañeros de viaje la ayudaban extendiendo una manta en el interior de la patera para que la niña no sufriera el intenso frio marino cuando le cambiaba los pañales. Todos sobrevivieron y llegaron tres días más tarde a Gran Canaria. Nos cuenta que huyó de Marruecos porque fue repudiada por su familia por ser madre soltera. "Mi hermano cuando se enteró de que había tenido una hija me dijo que tenía prohibida la entrada a la casa de mis padres, no querían saber nada de mi", asegura. Trabajaba por ocho euros al día en una conservera de pescado, cuando había trabajo porque no siempre era así. No tenía dinero para pagarse los 2.000 euros que costaba el trayecto pero una vecina se los prestó, un dinero que está "obligada" a devolver en cuanto encuentre un trabajo en España.

Embarka, de sólo 19 años vivía en un pequeño pueblo del interior de Marruecos. Veía que no tenía expectativas de futuro para ella y para su bebé de sólo dos meses. "No tengo nada, como han vivido mi familia y mis hermanos, no lo quiero para ella y para mi hija", dice. Su pareja iba a ir con ella en la patera pero en el último momento se quedó en tierra. Dice que está intentándolo, por ahora no lo ha logrado.

Estas tres mujeres migrantes esperan pacientemente en el hotel Costa Calma de Puerto Rico, en Gran Canaria, una oportunidad para salir a la península y comenzar una nueva vida, alejadas del repudio, el maltrato o la pobreza.

Son tres de las once familias marroquíes acogidas en ese establecimiento turístico del sur de la isla, habilitado provisionalmente como recurso humanitario, donde también hay otras familias con niños de Malí y Senegal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?