Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

Ayuntamientos

El Gobierno de Ròtova se fracciona con la salida de dos ediles de Compromís al grupo de no adscritos

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Ròtova ha expulsado a su concejal Gustavo Morant, después de que se hayan producido varias acciones en las que este responsable público había votado en contra de la acción del Gobierno local

Municipio de Ròtova

Municipio de Ròtova / Ajuntament de Ròtova

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Ròtova ha expulsado a su concejal Gustavo Morant, después de que se hayan producido varias acciones en las que este responsable público había votado en contra de la acción del Gobierno local, presidido por los nacionalistas.

Y es que Morant había votado en contra de los últimos presupuestos municipales, lo que ha precipitado la decisión, acompañada de la voluntad manifiesta del concejal de dejar esta formación. Con ello, Gustavo Morant y la también exconcejala de Compromís Ana María Puig dejan de pertenecer a las filas nacionalistas y han pasado al grupo de los no adscritos, como ha indicado el alcalde de Ròtova, el nacionalista Jordi Puig.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Desde el grupo municipal de Compromís se pedirá ahora a los dos concejales que renuncien a su acta, puesto que así se podrá dar paso a nuevos cargos que respeten la disciplina de este partido, que recibió el apoyo mayoritario en las pasadas elecciones municipales.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Hasta aquí la versión del equipo del Gobierno local, presentada por el actual alcalde, Jordi Puig. Muy diferentes son los argumentos que presentan los dos ediles que han abandonado la órbita de Compromís, que hablan literalmente de"pérdida de confianza, mentiras y calumnias graves".

En el registro presentado por Gustavo Morant y Ana María Puig solicitando al Ayuntamiento de Ròtova que tramite su abandono del grupo municipal de Compromís, aseguran que la formación local "ha orquestado una desproporcionada campaña de desprestigio y desinformación, acusándoles de no querer trabajar",incluso de un presunto delito de "malversación de fondos municipales". Mantienen además que han recibido llamadas telefónicas en las que se les presiona para que abandonen su acta de concejales.

En definitiva, en este registro concretan que el grupo municipal de Compromís per Ròtova"ha dejado de representar el ideario político, de izquierdas, de valores democráticos y de transparencia por los que habían entrado a formar parte de él".Consideran además que la"falta de liderazgo"del alcalde Jordi Puig evidencia un transfondo"sectario, intolerante e impositivo que imposibilita que exista un diálogo o pacto por el bien común".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?