Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

UNIDAD DE VIGILANCIA SEXISTA

Informe 9: Puteros

Nos preguntamos por qué usar la palabra "puteros" y no hablar de "clientes" cuando abordamos el fenómeno de la prostitución

.

. / Getty Images

Los medios de comunicación nos referimos muy a menudo a los hombres que mantienen relaciones sexuales con prostitutas llamándoles "clientes", a pesar de que en el diccionario de la Real Academia tenemos una palabra específica para esa definición: "putero".

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Una de las personas que más ha trabajado en Zaragoza para apoyar y atender a mujeres prostitutas es la trabajadora social de Médicos del Mundo, Erika Chueca, que está al frente del "proyecto de Atención Bio-Psico-Social a personas en contextos de prostitución, trata y explotación sexual". Chueca no da un argumento ni dos para utilizar la palabra "putero", sino seis.

En primer lugar, como ya habíamos apuntado, "porque es una palabra en uso según la Real Academia, que es una institución no especialmente progresista ni feminista", así que deberíamos "hacer uso del rico lenguaje del castellano". En segundo lugar, Chueca plantea que "no deberíamos usar un lenguaje naif, ingenuo e inocente cuando hablamos de esclavitud sexual y prostitución". "Si no existe una relación compra-venta de mujeres", añade, "es completamente ilegítimo utilizar la palabra 'cliente".

Además, esta trabajadora social recuerda que "lo que no se nombra no existe" y señala que, si hablamos de "clientes", estamos "invisibilizando la violencia y la vulneración de los derechos humanos de todas las víctimas. Por otra parte, Erika Chueca apuesta por que "las mujeres nos reapropiemos del lenguaje".

"¿A quién de nosotras no se nos han insultado llamándonos 'puta'?", se pregunta Chueca, que apunta que "la palabra puta no debería servir estigmatizar" y que "deberíamos hacer que el estigma acompañe a los puteros, que son los violentos". La trabajadora social de Médicos del Mundo añade que no deberíamos usar eufemismos que sólo buscan "evitar la estigmatización de los hombres".

Por último, Erika Chueca recuerda que el 80% de las mujeres en situación de prostitución en España son víctimas de la trata y de esclavitud, según las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. "¿No les debemos algo de reparación y justicia a estas mujeres? ¿Podemos seguir invisibilizando que miles de mujeres sufren violencia a diario en nuestras ciudades? ¿Preferimos mirar hacia otro lado y seguir utilizando eufemismos porque somos una sociedad cobarde?", plantea.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?