Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

¿Es irremediable la despoblación en el medio rural?

Un informe de FUNCAS relata que en los últimos 70 años 23 provincias han perdido la mitad de su población, peso económico y laboral

Eduardo Bandrés, profesor de la Universidad de Zaragoza y coautor del estudio, cree que hay que apostar por ciudades intermedias como Aranda para que experimenten una explosión demográfica favorable que potencie los municipios de su comarca

Campo castellano

Campo castellano / Pablo García Martín

La pérdida poblacional es una herida profunda y sangrante para la España rural. Han sido muchos los estudios publicados, las intenciones políticas anunciadas, pero contrastan con las nulas acciones para tratar de impedir un hecho que ¿es irremediable? Eso es lo que precisamente le hemos preguntado este martes en nuestro tiempo de Hoy por Hoy a Eduardo Bandrés, coautor de un profundo estudio de FUNCAS que revela que en los últimos 70 años, 23 provincias del interior de España -sin contar sus capitales y ciudades de más de 50.000 habitantes- han perdido la mitad de su peso poblacional, económico y laboral. Y es que hay una disparidad poblacional. Según el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, un 10% de la población habita en el 70% de la superficie del país. O lo que es lo mismo, el 90% reside en el 30% restante.

"Detectábamos que no todas las provincias habían seguido una trayectoria equivalente. Y vemos cómo hay provincias que en estos 20 años del nuevo siglo han frenado la despoblación y mantenido su actividad económica e industrial, así que sí vemos una luz de esperanza en algunos territorios que sí es cierto que están remontando, pero en otros lugares se necesitan reestructuraciones profundas para cortar esta sangría de despoblación", asevera Bandrés.

Todas las provincias de Castilla y León, a excepción de Valladolid y Burgos, forman parte de la 'España que decrece', según FUNCAS. Es decir, han perdido buena parte de su saldo demográfico y se ha producido una importante destrucción de su empleo, aunque otros indicadores económicos no son tan negativos. Pero contrastan con aquellas provincias que remontan, bien a través del sector servicios o del crecimiento de la industria. Entonces, con todo, ¿es irremediable la despoblación?

Eduardo Bandrés / Funcas

"En algunas zonas es irreversible porque pensemos que la reducción del trabajo en la zona rural viene de la mano de la mecanización de la agricultura. Pensemos que en los años 50 representaba la mitad del empleo, y la introducción de nuevas técnicas y mecanización ha hecho que esos puestos de trabajo no fueran necesarios, y que esas familias emigraran buscando oportunidades a la ciudad. Y todo ese proceso dio lugar a una pérdida demográfica, y se ha vivido en toda Europa, pero en España se vivió con más intensidad y sin medidas que pudieran atemperar ese declive del medio rural que se ha dado en Castilla y León, Aragón, o Castilla-La Mancha", especifica.

"Cuando hablamos de la España que sigue decreciendo, realmente son provincias con escasa población joven y mucho envejecimiento. Sin contar las capitales la densidad es de las más bajas de todo Europa. Y pensando a largo plazo parece que va a ser irreversible, pero quizá ahora que estamos repensando tantas cosas es momento de repensar también el equilibrio entre la España urbana y la rural. Luego vemos provincias más estancadas, que están más al sur. Cuentan con población joven pero una renta mucho más baja, y hacen falta en ellas otras políticas. Y luego vemos la España que remonta, y efectivamente ahí la provincia de Burgos es una provincia de contrastes. Porque ha sufrido igualmente la despoblación, pero cuando vemos los indicadores económicos vemos que apenas ha perdido empleos. Hay una capacidad económica demostrada porque se creó empleo, se creó industria, la tasa de paro está por debajo de la media y la renta por encima", especifica.

Para Bandrés, la clave que pueda hacer remontar ese reto poblacional está en "jugar con las ciudades intermedias como Aranda o incluso capitales de provincia", porque "el dinamismo que arrastran afectan al conjunto del territorio y se extienden hacia el resto de actividades y municipios que le rodean". "La industria es un sector que incorpora mejores puestos de trabajo y salarios y unos efectos de arrastre positivos, por eso hay comarcas que están dentro de la España que remonta, pero hay que tratar de ver cómo potenciando esos núcleos intermedios podemos generar efectos de arrastre positivos sobre lo demás", sentencia.

La charla al completo puede reproducirse en el siguiente audio.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?