Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Pedofilia

"Ni de broma me metí nunca en su cama", afirma el padre de Monforte juzgado por abusar de su hija

Imagen durante el juicio en la Audiencia Provincial.

Imagen durante el juicio en la Audiencia Provincial. / Cadena SER

“Ni de broma me metí nunca en su cama”, fue la respuesta más elocuente del hombre, de 68 años y vecino de la parroquia de Chavaga en Monforte de Lemos, juzgado en la Audiencia Provincial por abusar de su hija con una discapacidad psíquica del 67 por ciento.

Además la pequeña también sufre de “oligrofenia”, que no la impidieron declarar ante el tribunal donde balbuceando llegó a admitir que se llevaba “bien” con su padre y con su madre y que “papa” no se metía en la cama con ella.

Argumentos coincidentes, dado que el padre soltaba que “ni de broma” se acostaba con su hija que hoy cuenta con 29 años, y que según la fiscalía los abusos se habrían producido luego de cumplir ella la mayoría de edad.

El hombre ha justificado la acusación porque a su hija la habría inducido a ello una hermana de ella que no es hija propia del procesado, quien sí admitío que la relación era “mala” con esa hermana de su hija.

También replicaba al respecto de porque se negó a someterse a una prueba de ADN cuando fue detenido, hace de ello tres años, y es que “el ADN no se lo doy a nadie”, espetó.

La fiscalía reclama para el procesado 9 años de prisión, además de una indemnización de más de 3500 euros y le quiere imponer una orden de alejamiento y comunicación durante los próximos 16 años.

El ministerio público mantiene que el hombre se aprovechó para “satisfacer sus deseos libidinosos” su condición “de padre y de la discapacidad de la hija en múltiples ocasiones” desde la mayoría de edad de la joven.

En el relato fiscal se da cuenta que este vecino de Monforte se introducía por la noche en la habitación de la víctima, incluso llegando a la penetración. El último de estos presuntos abusos se habría producido el 23 de enero de 2018, cuando la hija logró huir una vez finalizados esa agresión sexual.

La abogada, Rocío Balado, ha vuelto a asegurar, antes de entrar en sala, que va a pedir la libre absolución al “no haberse acreditado para nada” los hechos.

Agentes de la Guardia Civil acudieron esta mañana, sobre las ocho, al domicilio familiar del hombre, en la parroquia de Chavaga, a recogerlo luego que ayer se ausentara del juicio que hoy sí pudo celebrarse. Fuentes de la Guardia Civil han señalado que el enjuiciado no opuso resistencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?