Lunes, 10 de Mayo de 2021

Otras localidades

Educación

Más de 90% de los universitarios valencianos tienen ordenador y el 75% acceso a banda ancha

El informe además ha sido elaborado por la Cátedra de brecha digital

.

. / Getty Images

Cuando la pandemia obligó a suspender las clases presenciales, las universidades de la Comunitat Valenciana aceleraron el paso para implantar la educación online. Pero entonces surgieron las preguntas: qué medios tiene el alumnado para poder seguir las clases desde sus casas y qué capacidades tienen adquiridas para hacer frente a un aprendizaje a distancia. 

Por eso la Conselleria de Innovación, Universidades y Ciencia comenzó un estudio para evaluar estas cuestiones. El estudio destaca que el 91,4 por ciento del estudiantado universitario de la Comunitat Valenciana cuenta con un portátil para su uso individual. Mientras que el 4,3 por ciento tiene un ordenador de sobremesa como único equipo.

También indica que el 4,3 por ciento del alumnado no dispone, ni de ordenador
de sobremesa, ni portátil para uso personal. Además, el informe estima que,
aproximadamente, 2.000 estudiantes universitarios valencianos (el 2 por ciento) no
disponen de ningún ordenador, ni siquiera en uso compartido.

Respecto a la conexión, el estudio refleja que, en líneas generales, no se observan
excesivas carencias en cuanto a las conexiones a la red por parte de la comunidad
estudiantil. Así, tres de cada cuatro estudiantes tienen acceso a banda ancha, lo que supone que el 78,8 por ciento de los encuestados disponen de fibra óptica o de ADSL y solo 700 universitarios valencianos no tendrían acceso a Internet, es decir, el 0,7 por ciento de los participantes no puede costear el acceso a la red. La directora general de lucha contra la Brecha Digital, María Muñoz, señala que para mejorar la enseñanza online en el futuro, era necesario saber en qué escenario estamos.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Otros resultados obtenidos: competencias, actitud y observaciones

Las competencias digitales presentan diferencias en cuanto a sexo y rama de conocimiento. Concretamente, el 18,6 por ciento de la comunidad estudiantil considera que tiene una alta competencia digital. Este perfil se corresponde con un estudiante de últimos cursos de una titulación de la rama de Ingeniería y Arquitectura, preferentemente matriculado en la UPV.

Asimismo, uno de cada dos estudiantes califica su competencia digital a nivel de
usuario. Esta categoría equivale a una competencia media-baja, ya que se encuentra en el segundo nivel de una escala de cinco niveles.

Los datos del estudio revelan además que la formación universitaria tiene una
relación directa con el nivel de competencias digitales. A medida que se avanza de curso, el perfil de competencias básicas disminuye, a la vez que aumentan los perfiles de competencias medias y altas. 

Por otra parte, los hombres informan una mayor competencia digital que las mujeres (32,5 por ciento, frente a 11,8 por ciento). Este dato se corresponde con
su autovaloración, pero no refleja el conocimiento o competencia real.

Respecto a la actitud, las opiniones sobre la docencia en línea revelan una ajustada preferencia por la presencial, aunque las ventajas de la misma son valoradas positivamente y el nivel de satisfacción con las plataformas, las clases, la evaluación y el profesorado es de 3 puntos sobre 5.

En general, los estudiantes de segundo son los más críticos con la docencia en línea, lo que demuestra que la experiencia del último trimestre en bachillerato,
de los actuales estudiantes de primero, fue más gratificante, que la que vivieron en su primer año de universidad los actuales estudiantes de segundo.

El análisis del contenido del campo libre de “observaciones” refleja, entre otros 
aspectos, que lo más valorado de la docencia en línea es el ahorro económico, la
mejor gestión del tiempo, la compatibilidad con la vida laboral y la protección de la salud. Mientras que las desventajas son, las mayores distracciones, la reducción del rendimiento y una merma de la vida social.

El informe además ha sido elaborado por la Cátedra de brecha digital y buen uso de las TIC de la Universidad Miguel Hernández, así como con participación de la Universitat de València, la Universitat Politècncia de València, la Universitat de Alicante y la Universitat Jaume I de Castelló.

Al respecto, es importante recordar que la Conselleria de Innovación,
Universidades, Ciencia y Sociedad Digital y las cinco universidades públicas de
la Comunitat Valenciana firmaron el pasado mes de julio los acuerdos de
colaboración para la creación de una red de Cátedras sobre Brecha Digital
durante el ejercicio 2020.

El objetivo es fomentar actividades de investigación, análisis y divulgación sobre
las diferentes brechas digitales, desde el punto de vista del acceso, las
competencias digitales y el buen uso de las TIC, en el marco de las acciones del
Observatorio de Brecha Digital dependiente de la Conselleria de Innovación. Un
ejemplo de ello es la elaboración de este estudio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?