Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

OPINIÓN CARLOS MARTÍNEZ

Tres puntos vitales con casi nada

Contra once el Valencia apenas ofreció nada potable y sólo con superioridad fue a buscar la victoria que encontró en el descuento más por inercia que por fútbol

Pizarro Gómez comprueba en el VAR la jugada en la que expulsó al portero del Celta, Rubén Blanco

Pizarro Gómez comprueba en el VAR la jugada en la que expulsó al portero del Celta, Rubén Blanco / LFP

Mi resumen de la primera parte sería éste:... Ya.

Entendería perfectamente que cualquier aficionado que estuviese viendo el partido se haya pegado una cabezadita en algún momento. Yo no me la eché porque mi obligación profesional me lo impedía, pero ganas me entraron unas cuantas. 

De los primeros veinte minutos de la segunda parte pordría opinar más menos lo mismo, o sea, nada, porque fueron igual de soporíferos, pero en el 65 se produjo la acción que igual a varios despertó de su plácida siestecilla en el sofá: la expulsión del portero del Celta, Rubén Blanco. Yo no vi ninguna imagen en la que se viera claro el contacto entre él y Maxi Gómez, pero el árbitro sí debió verlo porque se fue hasta el VAR para observar varias repeticiones. Dejémoslo ahí pues.

Y no es que el Valencia mejorase a partir de ese momento clave. Nada de eso. Siguió siendo un equipo ramplón (como casi siempre), que no era capaz de generar juego ni con uno más sobre el campo, y solamente la inercia, yo diría que hasta mental, de un equipo es consciente de que tiene más efectivos en el campo y que lo lógico es aprovecharlo adelantando sus líneas, es la que hizo que en el descuento llegaran los goles.

Pero es que hasta el gol de desequilibra la balanza llega casi sin querer, porque hasta el propio Manu Vallejo reconoce que no quería tirar a portería sino burcar una asistencia para la llegada de un compañero que la empujase. En cualquier caso, esa jugada acabó en gol y supuso un victoria que debemos valorar como muy importante.

Básicamente hay que valorarla así porque con el juego tan pobre que nos sigue ofreciendo este Valencia, cuanta más distancia haya cada jornada con los puestos de descenso menos traumas nos supondrá en el tramo final del campeonato. Así que, en la balanza, por un lado las sensaciones, que para mí siguen siendo muy muy malas, pero en el otro lado los puntos, que por lo menos nos dejan en una situación de alivio clasificatorio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?