Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

Economía

Los contenedores marítimos son la primera vía de entrada de falsificaciones, según la EUIPO

Menos del 2 % de los contenedores se somete a una inspección física para su detección. China es el mayor país emisor de falsificaciones

Imagen aérea de 2007 del Puerto de Alicante

Imagen aérea de 2007 del Puerto de Alicante / Getty

Un nuevo estudio de la EUIPO y la OCDE analiza la magnitud del uso ilícito del transporte marítimo en contenedores para el comercio de productos falsificados. Según este estudio, el transporte marítimo sigue siendo un importante medio de envío de productos falsificados y China es el principal punto de origen de las falsificaciones incautadas en contenedores (el transporte marítimo representa más del 80 % de todo el comercio internacional de mercancías).

Uno de cada cinco contenedores que llegan a España por transporte marítimo procede de los principales países de origen de falsificaciones (China, Turquía, Hong Kong, Singapur y Emiratos Árabes Unidos).

España es, a su vez, el cuarto país de Europa que recibe un mayor número de contenedores marítimos desde China, con una cuota del 12,5 % del volumen total nacional y el 11,9 % de la UE. Además, lidera la lista europea de receptores de contenedores procedentes tanto de Turquía, con un 17,7 % del total recibido por los países de la UE, como de Emiratos Árabes Unidos, con casi un 30 %.

Los puertos de Valencia, Barcelona y Algeciras concentran más del 75 % de las llegadas a España de contenedores de los citados cinco países, lo que representa alrededor del 12 % del total europeo, lejos de los puertos líderes del continente: Róterdam (17,3 %) y Hamburgo (15,8 %).

En general, España ha pasado de recibir 5,8 millones de contenedores en el año 2000 a 17,2 millones en 2018, casi el triple, para acaparar así una cuota de mercado mundial del 2,2 %.

China es el líder indiscutible en este sentido, con 225,8 millones de contenedores en 2018, un 28,5 % del total, seguido muy de lejos por Estados Unidos con 54,7 millones y un 6,9 % de cuota.

Los portacontenedores aumentan la eficiencia y reducen los costes del comercio internacional, pero también pueden utilizarse de manera ilícita para transportar productos falsificados. Las incautaciones de falsificaciones enviadas en contenedores suponen una proporción relativamente baja del número total de incautaciones, pero representan el 56 % del valor total de las falsificaciones confiscadas.

Este estudio revela también que China es el principal punto de partida de las falsificaciones transportadas por vía marítima en contenedores, ya que el 79 % del valor total de los productos falsificados decomisados en contenedores en el mundo procede de allí.

En total, el comercio mundial de productos falsificados ascendió en 2016, a 460.000 millones de euros, cifra que representa en torno al 3,3 % de todo el comercio mundial. Los productos falsificados supusieron el 6,8 % de las importaciones de mercancías procedentes de terceros países en la UE, con un valor de 121.000 millones de euros.

Productos

El estudio destaca también que se envían por mar todo tipo de productos falsificados, desde equipos electrónicos de gran valor hasta artículos de cuero, prendas de vestir, cosméticos, juguetes y juegos, además de productos y equipos farmacéuticos.

Por ejemplo, el comercio mundial de aparatos electrónicos y equipos eléctricos falsificados se valoró en 125.000 millones de euros en 2016. Esto equivale a más del 5,6 % del comercio total de estos productos. Casi la mitad (el 49 %) del valor total de los aparatos electrónicos falsificados incautados se transportó por vía marítima.

Entre las cuestiones identificadas en el informe, se cita la necesidad de otorgar a las falsificaciones una alta prioridad por parte de los funcionarios de aduanas, a quienes debe dotarse de unas técnicas y herramientas de registro e inspección más adecuadas para detectarlas.

El aumento del volumen del comercio mundial y la creciente capacidad de los buques de mayor tamaño representa una carga adicional para las aduanas. El escaneo de contenedores con equipos de rayos X o rayos gamma puede servir para detectar, de manera eficaz, otros tipos de comercio ilícito, como estupefacientes, armas o el tráfico de especies silvestres. Sin embargo, no permite detectar productos falsificados, para los que únicamente es eficaz la inspección física.

Menos del 2 % de los contenedores se somete a una inspección física, lo cual ofrece grandes oportunidades a las redes delictivas, que utilizan esta indispensable vía de suministro de forma ilícita.

A propósito del informe, Christian Archambeau, director ejecutivo de la EUIPO, a través de un comunicado, ha manifestado la "creciente preocupación por la falsificación de equipos de protección individual y medicamentos como consecuencia de la crisis de la COVID-19 ha dejado al descubierto la necesidad de lograr unos avances significativos en la lucha contra este comercio ilícito. Necesitamos aunar esfuerzos para combatir todo tipo de falsificaciones y en todas las rutas, ya sea en contenedores por vía marítima o en pequeños paquetes postales. Las falsificaciones perjudican al comercio legítimo, son a menudo peligrosas y deben volver a convertirse en una de las prioridades en la lucha contra la delincuencia internacional".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?