Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

Discapacidad

"Los centros especiales de empleo de Amica no pueden plantearse despedir a nadie": Jose Luis Murillo

Amica incorpora nuevo proyectos ante el descenso de trabajo en su lavandería de Torrelavega

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Son centros de trabajo en los que se mira sobre todo al capital humano, ellos son el sentido de su existencia y por tanto, a pesar de que la capacidad de negocio se resienta y por tanto la rentabilidad, las reestructuras de plantilla no están nunca sobre la mesa.

Amica y más concretamente sus centros especiales de empleo no son ajenos a la crisis económica. Sus dos centros, Saema que se dedica al reciclaje, gestión de puntos limpios y recogida de cartón y Soemca dedicada a la Lavandería y Confección industrial han visto somo su actividad se resentía a raíz de la pandemia.

Especialmente este último centro que emplea a unos 360 trabajadores. La peor parte se la ha llevado la lavandería de Torrelavega donde trabajan unas 40 personas, quince más durante el verano, ya que sus principales clientes son empresas de hostelería y hotelería. Un parón de actividad que han tenido que asumir reinventándose.

Jose Luis Murillo, director técnico de la lavandería de AMICA explica que si esta lavandería puede mover entre 7 y 8 toneladas de ropa en un solo día en la época estival, el pasado verano solo se llegó a unos 2000 kilos, a excepción de agosto que hubo mucho más trabajo.

En el resto de lavanderías, aclara, no se han resentido tanto, sólo notaron en el mes de abril un bajón de trabajo importante y es que su único cliente es el SCS. Durante el confinamiento se paralizó la actividad de los quirófanos y dejó de llegar la ropa de hospitalización, aunque, por el contrario, el volumen de los uniformes de enfermería, auxiliares, celadores se multiplico por cuatro.

Murillo cuenta que han tenido que poner en marcha varios proyectos para derivar trabajadores a otro cometido y mantener todo el empleo, aquí no se baraja despedir a nadie, pero los centros tienen que ser rentables para el sistema funcione.

Desde finales de marzo comenzaron a fabricar mascarillas y a día de hoy han adquirido un maquina que les permite sacar 3000 mascarillas quirúrgicas a la hora. A partir del taller de confección industrial empezaron a confeccionar prendas como batas para los sanitarios y así pudieron desplazar empleados, tras darles una breve formación.

“Ahora seguimos trabajando para extender esos nuevos proyectos y seguir creciendo fuera de Cantabria, como en las zonas de Castilla León, norte de Palencia o de Burgos o en País Vasco”, añade Murillo.

Amica emplea en sus centros especiales de empleo a unas 450 personas.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?