Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

Medioambiente

Escombreras ilegales con restos de amianto en las lagunas de Rabasa

Según la normativa, el amianto debe ser retirado por empresas especializadas debido al riesgo de cáncer por su exposición ambiental, pero el alto coste hace que muchas personas se deshagan de este material de manera irregular

Escombrera con restos de amianto junto a las lagunas de Rabasa

Escombrera con restos de amianto junto a las lagunas de Rabasa / Cadena SER

La proliferación de escombreras ilegales en Alicante es un problema que ha crecido en los últimos años de forma preocupante, especialmente con el inicio de la pandemia, ya que la presencia policial se ha reducido en las zonas donde suelen aparecer estas escombreras.  Pero este problema medioambiental pasa de preocupante a peligroso cuando esas escombreras se utilizan para depositar también residuos perjudiciales para la salud como el amianto. Es lo que sucede, según ha podido comprobar Radio Alicante, en varias de las escombreras que se han formado ultimamente en la zona de las lagunas de Rabasa.

Los alrededores de Rabasa, Monte Orgergia o Fontcalent y otras partidas rurales, son solo unos ejemplos del crecimiento descontrolado de pequeños vertederos ilegales durante los últimos años. Y eso a pesar de que, en febrero de 2019, el propio alcalde Luis Barcala anunció un plan especial contra la proliferación de estas escombreras no autorizadas, cuando todavía el PP gobernaba en solitario y en plena precampaña electoral. Plan que un año después, en noviembre de 2020, se reforzó según anunció el actual concejal de Limpieza, Manuel Villar. De hecho, se dio a conocer entonces una actuación policial contra dos personas que fueron interceptadas "in fraganti" depositando escombros en un vial del polígono industrial Llano del Espartal, coincidiendo con este anuncio del refuerzo.

Las sanciones por depositar escombros de manera irregular superan los 1.000 euros. Cantidad que se dispara en el caso de que se trate de residuos peligrosos como, en este caso el amianto. Estas cantidades están reguladas en el Real Decreto Legislativo 5/2000 y pueden oscilar entre los 30.000 y los 600.000 euros. Se trata de un material muy peligroso para la salud, advierte el portavoz de Ecologistas en Acción, Carlos Arribas. Una sola fibra de amianto puede causar cáncer de pleura, incluso 20 años después de haberse introducido en el organismo. De ahí que el esfuerzo de la comunidad científica se centre en evitar la exposición ambiental, por lo que la retirada del asbesto debe ser inmediato.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Este material tiene que eliminarse en vertederos para residuos no peligrosos, siempre que la celda en la que se deposite solo contenga amianto y, además, debe ser estanca. Durante su manipulación debe garantizarse que no se produzca la rotura del material. También se cubrirá diariamente la zona de depósito y se regará periódicamente para evitar la dispersión de fibras.

La normativa establece además que deben ser empresas especializadas las que realicen la retirada del asbesto. De hecho, si la empresa que retira el amianto o la uralita no tiene autorización, la sanción recaerá sobre esta, ya que es la responsable de la seguridad de los trabajadores. Además, las sanciones pueden darse también contra ayuntamientos o técnicos municipales. Por tanto, en el caso de el Consistorio deberiera retirar este material de las lagunas de Rabasa, tendría que contratar una empresa cualificada para ello.

Escombrera con amianto en lagunas de Rabasa / Cadena SER

Y este es uno de los principales problemas que ve Daniel Kratzer, técnico de la Coordinadora Alicante Limpia especializado en gestión de residuos. El elevado coste del tratamiento de este material hace que mucha gente opte por deshacerse de el tirándolo en escombreras ilegales sin ser conscientes del peligro que están generando. De hecho, calcula que puede llegar a aumentar más de un 50 % el coste de eliminación de los residuos de una obra.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que el protocolo a seguir en estos casos es contactar con el propietario del solar en el que aparecen los residuos y abrir un procedimiento para exigirle su retirada. Si este no hiciera caso a las recomendaciones muncipales, sería el Ayuntamiento el que procedería a retirar el amianto y le reclamaría luego al dueño del suelo el coste de la empresa especializada que se tenga que contratar.

Imagen de Google Maps con la ubicación de la escombrera con amianto en las lagunas de Rabasa / Cadena SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?