Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Presupuestos municipales

En torno a la mitad de los remanentes de 2020 están ya comprometidos

El Ayuntamiento no podrá gastar los 25 o 30 millones restantes hasta después de abril

El alcalde firmó la liquidación del presupuesto de 2020 el pasado 17 de febero, once días antes de la fecha tope

El alcalde firmó la liquidación del presupuesto de 2020 el pasado 17 de febero, once días antes de la fecha tope / Radio Castilla

Prácticamente la mitad de los remanentes del Ayuntamiento de Burgos de 2020 está comprometida y el resto no se podrá utilizar hasta aproximadamente el mes de abril. Así lo estima el concejal de Hacienda, David Jurado. Estima que de los 57,6 millones de remanentes solo quedarán disponibles entre 25 y 30 millones. Recuerda que sin la suspensión de la regla de gasto de la Ley Montoro, esos fondos solo se podrían destinar a liquidar deuda, mientras ahora se podrán derivar a inversiones o gastos Covid.

Tras las críticas de la oposición municipal, sobre todo desde el grupo popular, Jurado recuerda que no se podían destinar esos fondos a ayudas Covid porque la liquidación del presupuesto del año pasado no fue firmada hasta el 17 de febrero y ha pasado hoy por la Comisión de Hacienda. Todavía hay que realizar la resta de los fondos comprometidos, de gastos realizados sin el aval previo y los 8 millones del II Plan Covid municipal.

El concejal ha reconocido que la ejecución del presupuesto del Ayuntamiento de Burgos es demasiado baja habitualmente, aunque en 2020 ha sido aún inferior por las limitaciones obligadas por la pandemia. Finalmente, el superávit ha sido de 32,5 millones y los remanentes 57,6 millones, cuando en 2019 fueron de 48 millones de euros. Donde más se aprecia el bajo grado de ejecución del presupuesto es en el Instituto Municipal de Cultura, que cerró 2020 con 162.000 euros de superávit y un remanente de 1,9 millones de euros. La sociedad Promueve cerró, sin embargo, con un resultado negativo de 400.000 euros.

En cuanto a los consorcios, mantienen una deuda sostenible, a pagar con venta de terrenos, de más de 170 millones de euros; a la que hay que sumar la deuda no sostenible, que se paga con fondos municipales y se eleva a otros 62 millones de euros. No obstante, ambos cerraron el pasado ejercicio con un resultado positivo de 435.000 euros en el caso del Desvío y de 170.000 en el de Villalonquéjar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?