Lunes, 12 de Abril de 2021

Otras localidades

Coronavirus

La Junta publica la relajación de las medidas restrictivas obviando la situación de las UCIS

La Junta de Castilla y León levanta las medidas excepcionales del nivel 4, pero mantiene las restricciones propias del nivel 4 normal pese a que, en Salamanca, los indicadores señalan que dichas medidas deberían ser del nivel 2

El Gobierno regional justifica el levantamiento de las medidas en el BOCYL sin mencionar ni una sola vez la situación de las UCIS

Imagen de las abarrotadas terrazas de hostelería en Salamanca

Imagen de las abarrotadas terrazas de hostelería en Salamanca / Europa Press/ Laya

El caos en el que la Junta de Castilla y León ha sumido a los ciudadanos durante esta semana acaba de terminar... por el momento. A primera hora de este viernes el Boletín Oficial de Castilla y León ya recoge la cancelación de las medidas extraordinarias del nivel 4 de restricciones a la vida económica y social de los habitantes castellanos y leoneses, una suspensión que entrará en vigor a las 00:00 horas del próximo 8 de marzo.

Sin embargo, la Junta de Castilla y León levanta esas medidas contraviniendo tanto el ''semáforo covid'', instrumento en el que se registran todos los datos oficiales de la pandemia por provincias, y también sus propios criterios.

Y es que el Acuerdo 24/2021 del Boletín Oficial de Castilla y León no menciona, en ninguna de sus tres páginas, que las medidas restrictivas extraordinarias del nivel 4 se levanten a partir del lunes porque la situación en las UCIS de la comunidad ha mejorado. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, con el amparo del presidente Mañueco y del Consejo de Gobierno en general, anunció el pasado lunes que para que se levantaran las medidas, progresivamente, las UCIS de la comunidad deberían estar en el 35% y por debajo de esa cifra de ocupación, en lo referido al total de enfermos de coronavirus hospitalizados en ellas.

Sin embargo, este viernes, en ningún caso se refleja en el BOCYL información alguna sobre la situación de las camas de críticos de los hospitales de la comunidad. Simplemente, se alude a que las medidas extraordinarias del nivel 4 dejan de estar en vigor el lunes debido a que ''el cambio de tendencia en la transmisión de la enfermedad COVID-19 en Castilla y León y la disminución de su incidencia de forma significativa''.

Brilla por su ausencia la situación de las UCIS, pese a que la Junta de Castilla y León insistió desde el lunes en que hasta que no se liberaran las suficientes camas (umbral del 35%) no se podrían levantar las medidas. Pero no solo eso. Para que una provincia pudiera tener medidas más laxas en cada desescalada, siempre según la Junta, la ocupación de las UCIS de cada provincia debería estar por debajo del 25%.

Pues bien, a la hora de publicar el Acuerdo del levantamiento de las medidas en el BOCYL, solo las provincias de Ávila y Salamanca cumplen ese criterio. Mientras, la ocupación regional, de media, tampoco está en el 35%. Se sitúa en el 36,1%. Pese a que la tendencia es al descenso, día tras día, la Junta de Castilla y León no ha esperado a que los indicadores (que la propia Junta ha insistido en que hay que seguir para dar luz verde a la relajación de las medidas), desciendan.

El Gobierno regional se ha saltado sus propias normas no escritas, las que han venido explicando toda la semana en distintas ruedas de prensa, en torno a la ocupación de las UCIS. Y, a mayores, tampoco el Gobierno regional sigue ahora al pie de la letra lo que indica el semáforo covid, como sí pasó en noviembre y diciembre.

Y es que la provincia de Salamanca no solo es la única, junto a Ávila, que cumple los criterios para que se relajen las medidas. Según los datos oficiales de la Junta de Castilla y León, la situación de la pandemia en Salamanca indica que las medidas restrictivas para la provincia deberían estar en el nivel 2 de alerta, lo que permite una mayor maniobra a casi todos los sectores económicos para poder ampliar los aforos de sus negocios.

En esta ocasión, desde el Gobierno regional han manifestado que las provincias pasarán, todas y cada una de ellas, por los cuatro niveles de medidas, independientemente de lo que reflejen los datos oficiales en cada momento. Lo hacen así, según explicó el vicepresidente Igea, para ''dar seguridad'' y evitar que las cifras puedan volver a dispararse.

Pese a que la Junta de Castilla y León ha reiterado, en numerosas ocasiones, que los criterios comunes que muestra el semáforo covid son los que hay que seguir para aumentar o relajar las medidas, ahora el Gobierno regional los obvia. Salamanca no estará en ese hipotético nivel 2 de restricciones hasta, al menos, el 5 de abril, Lunes de Pascua. Eso, siempre y cuando la Junta de Castilla y León no vuelva a cambiar sus criterios de desescalada sanitaria y social.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?