Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

TRIBUNALES

La Audiencia de Segovia absuelve a los doce acusados de la 'Operación Resurgir' contra el tráfico de drogas

Fachada de la Audiencia Provincial de Segovia

Fachada de la Audiencia Provincial de Segovia / Radio Segovia

La Audiencia de Segovia ha dictado sentencia absolutoria en el caso de las doce personas que fueron juzgadas por su presunta implicación en una organización dedicada al tráfico de drogas y que fue desmantelada en el marco de la 'Operación Resurgir' desarrollada en la provincia, Madrid y Burgos y saldada en julio de 2019 con la detención de un total de 23 personas y la incautación de 13 kilos de cocaína.

La operación se llevó a cabo de manera conjunta por la Guardia Civil y la Policía Nacional y permitió la clausura de tres centros de distribución y venta de droga en Segovia, Miranda de Ebro (Burgos) y Leganés (Madrid), además de la desarticulación del grupo con base en Madrid.

Tras el juicio, que se celebró entre el 16 y el 18 de febrero, el tribunal dicta un fallo absolutorio para los doce encausados tras advertir de que el proceso "parte de un pie forzado, valga el símil literario, como es la declaración de nulidad por vulneración del secreto de las comunicaciones las intercepciones telefónicas de los teléfonos de varios de los acusados, la declaración de nulidad por vulneración del secreto de las comunicaciones y el derecho a la intimidad de las grabaciones ambientales en el interior del vehículo Volkswagen Polo, así como la inadmisibilidad como prueba de cargo de todas las grabaciones realizadas en la causa, por vulneración del derecho de defensa y la tutela judicial efectiva".

La consecuencia de que se hayan anulado las autorizaciones de interceptaciones de comunicaciones y de grabaciones ambientales, supone, tal y como apunta el tribunal, una nulidad ab initio de dichas diligencias, por lo que su ilicitud se transmite, por aplicación del art. 11.1 LOPJ a la las diligencias probatorias posteriores que se deriven directa o indirectamente de ellas, teniendo en consideración la doctrina constitucional y jurisprudencial que modula la teoría de "la fruta del árbol envenenado".

Aunque exiten otra serie de indicios, como las intervenciones telefónicas a cuatro de los acusados, los seguimientos y los registros domiciliarios con causa en dichas escuchas que no han sido declaradas ilegales, el tribunal no considera que exista prueba lícita bastante para condenar a ninguno de los acusados por los delitos que se les viene acusando, de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal, según el contenido de la sentencia comunicada por el Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y recogida por Europa Press.

A principios de 2019 el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Policía Judicial de la Guardia Civíl de Segovia detectó un aumento de la venta de sustancias estupefacientes, especialmente de cocaína, sobre todo en las zonas de ocio y esparcimiento de la capital segoviana y en las localidades próximas.

Tras las primeras investigaciones, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado consiguieron identificar a varias personas vinculadas con una red de distribución de droga, con importantes medidas de seguridad que dificultaban la labor policial y de ámbito nacional, por lo que se dio cuenta a la autoridad judicial.

VIAJE A SUDAMÉRICA A POR DROGA

La investigación continuó con el conocimiento por parte de los investigadores de la Guardia Civíl de que la organización criminal habría enviado a uno de sus miembros a Sudamérica, con el objetivo de importar una gran cantidad de droga.

El trabajo policial permitió localizar el día 24 de mayo de 2019 a un pasajero que regresaba del continente americano al aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid-Barajas, en cuyas pertenencias se pudo verificar, oculta en dobles fondos de maletas, la cantidad de 11,370 kilogramos de cocaína de "extrema pureza".

Posteriormente, el día 23 de julio la banda criminal recibió un nuevo golpe con la incautación de un vehículo que transportaba 1,316 kilogramos de cocaína, oculta con medidas de "alto grado de sofisticación".

En este punto es en el que los investigadores de la Guardia Civil decidieron detener a los integrantes de la investigación criminal y realizar los correspondientes registros, que se produjeron simultáneamente en Madrid y Segovia, los días 24 y 25 de junio.

En Leganés se halló un laboratorio para cocinar droga, custodiado continuamente por dos miembros de la banda, según los datos de la Delegación de Gobierno.

El día 2 de julio, los agentes de la Policía Judicial y de la Guardia Civil detenían a uno de los objetivos en la vía pública y en el registro de la mencionada vivienda fue hallado otro integrante.

INSTRUMENTOS DE "COCINA"

En este lugar se encontraron sustancias y utensilios necesarios para cocinar la droga, conde se incautaron 88 gramos de cocaína, 48 gramos de anfetamina, dos gramos de metanfetamina, seis litros de acetona, otrostantos de sustancia para corte, básculas, termo selladoras, prensas, moldes, mezcladoras y material de seguridad personal para el manipulado de productos químicos.

Las cifras totales de la operación dejó 23 detenidos por delitos de integración en organización criuminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y asesinato, en su caso. De ellas, 16 fueron detenidas en Segovia y Madrid y otras siete en Miranda de Ebro.

Los casi 13 kilos de cocaína incautados podrían alcanzar en el mercado negro un valor cercano a los 760.000 euros y a ello se suman los 48 gramos de anfetamina, dos de metanfetamina y varias dosis de hachís dispuestas para la venta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?