Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

Autismo

'Cómo mira tu bebé', el proyecto para la detección y atención temprana del autismo en Asturias

La Asociación de Familiares y Personas con Autismo (ADANSI), bajo la dirección de la psicóloga-logopeda Gloria Acevedo, trabaja desde 2016 en su desarrollo y busca introducir una prueba de cribado temprano dentro del protocolo de salud de atención

'Cómo mira tu bebé', es un proyecto creado para la detección y atención temprana de bebés con riesgo de trastorno del espectro autista que está siendo desarrollado por la Asociación de Familiares y Personas con Autismo (ADANSI) desde 2016. Cuenta con el apoyo de la Fundación Trapote y está dirigido por la psicóloga-logopeda Gloria Acevedo con quien hemos compartido unos minutos en A vivir que son dos días Asturias.

"El objetivo del estudio es avanzar en la detección temprana del autismo y en el tratamiento inmediato" explica, aunque el deseo de la investigadora es conseguir un objetivo final más ambicioso: introducir una prueba de cribado temprano dentro del protocolo de salud de atención al bebé que vaya unido a un programa inmediato de intervención. "Que no se demore un año", ha apuntado Acevedo, detallando que se trataría de una prueba semejante a las que se realizan en torno a la deficiencia auditiva a los bebés en sus revisiones rutinarias por las que poco después de nacer. "En el autismo no hay ningún indicador biológico que confirme su presencia, sólo puede detectarse con patrones conductuales", ha explicado la psicóloga.

El proyecto, financiado por la Fundación Trapote -de la que por cierto es presidenta la alcaldesa de Gijón, Ana González- confirma la posibilidad de registrar de manera objetiva un patrón de mirada diferente en estos niños planteado ya desde la neurociencia como posible trastorno nuclear del autismo. "Estos niños miran de otro modo, se centran en los objetos, pero no prestan atención a los ojos o la boca", ha apuntado. En la actualidad, trabajan en una prueba con la técnica del 'eye traking' que les está permitiendo registrar objetivamente esos patrones de mirada. Con ella pueden discriminar y expresar en términos de probabilidad de trastorno del expectro autista (TEA) o no. Para ello han realizado una valoración clínica y de mirada en más de 250 bebés desde los tres meses a los 36 en grupos control, es decir, niños con desarrollo típico, del grupo TEA y con riesgo familiar.

La psicóloga también ha aprovechado para pedir la colaboración de padres con bebés sanos desde los tres meses para que participen en el estudio. "A medida que bajamos la edad de diagnóstico, los pronósticos son mejores para estos niños" ha confirmado la investigadora. Ante el primer indicador ya pueden comenzar a enseñar a los padres cómo lograr comunicarse mejor con sus hijos, llegar a estos niños con los que cuesta mucho establecer esa conexión cuando efectivamente tienen el trastorno. Con determinados ejercicios, "se trata de suplir por otras zonas del cerebro aquella que no recoge información, para aminorar los efectos de esa disfunción cerebral", ha asegurado Gloria Acevedo "y evitar que desarrollen el cuadro completo de síntomas que conforman el trastorno".

"El objetivo es que cuando a los padres se les dice que algo no está funcionando bien, se les explique inmediatamente qué deben hacer para estimular el cerebro de su hijo". De ahí la enorme importancia de contar cuanto antes con un diagnóstico y un tratamiento inmediato y la petición de incorporar la prueba en el protocolo de revisiones del bebé.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?