Sociedad

Zaporeak inicia una recogida de leche para los refugiados de Lesbos

La ONG Zaporeak iniciará una campaña de recogida de leche el próximo 13 de marzo en Gipuzkoa, que continuará en Álava, Navarra y concluirá el 24 de abril en Bizkaia, con destino al campo de refugiados de Kara Tepe en la isla griega de Lesbos, donde la pandemia ha acrecentado la necesidad de alimentos

Reparto de comida, leche y fruta diaria en el campo de refugiados de Lesbos (Grecia). / Zaporeak

San Sebastián

La ONG guipuzcoana ha señalado en un comunicado que en San Sebastián se habilitarán el próximo sábado 3 puntos de recogida (mercado de San Martín, Super Amara Benta Berri y Super Amara de la Avenida Isabel II) donde se recogerá la leche que debe ser entera, de vaca, de larga caducidad y envasada en Tetra Brik.

A la iniciativa se suman las localidades de Zarautz, Usurbil, Oñati, Aretxabaleta, Arrasate, Aramaio, Beasain y Legazpi.

Zaporeak continúa con su proyecto de cocinar y repartir comida a las 7.200 personas que habitan el campo de Kara Tepe, pero tras el incendio en el antiguo campo de Moria la situación ha empeorado y la precariedad alimenticia se ha incrementado debido a la pandemia por lo que lleva a cabo el reparto de alimentos en seco, ha señalado en un comunicado.

En diciembre, enero y febrero han llevado a cabo 3 repartos de bolsas con arroz, pasta, lentejas, garbanzos, patatas y otros alimentos, señala la ONG que indica que debido a la "falta de nutrientes y la escasa alimentación" que padecen los refugiados quiere iniciar la distribución semanal de leche y fruta, por lo menos los próximos 3 meses.

Zaporeak explica que, debido a la pandemia, los refugiados deben acatar normas "más estrictas" que les impiden salir del campo, salvo una vez a la semana en que un miembro de cada familia puede abastecer de lo más urgente y volver antes de las 18.00 horas.

Además muchas de las ONG que trabajaban antes de la quema de Moría tuvieron que desplazarse a otro entorno porque el Gobierno griego ha extremado los requisitos de interactuación por lo que los habitantes de los campos "están a merced de la asistencia" de "unas pocas" organizaciones humanitarias porque "el servicio del gobierno griego es muy deficitario".

Zaporeak destaca que los problemas de salud mental entre los refugiados "van en aumento" como constata Médicos Sin Fronteras, que advierte de que en 2020 trataron en Moría a 50 niños que intentaron suicidarse y en lo que va de año han asistido a 3 menores por este motivo.

El ministro de Migración griego, Notis Mitarakis, anunció a finales de febrero que en las próximas semanas, cuando se debe concluir el traslado a Alemania de 1.104 refugiados, el campo de Kara Tepe cerrará y el terreno será devuelto al Ayuntamiento de Mitilene.

Mitarakis añadió que, como muy tarde en noviembre, todos los pisos y hoteles que alojan refugiados en el marco del programa ESTIA serán evacuados y sus residentes trasladados a un nuevo campo cerrado, aún sin construir.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad