Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Despoblación

La España despoblada ya estaba en el mapa en los años 70 y no ha cambiado desde entonces

Analizamos qué han supuesto para la despoblación las políticas surgidas de la Transición, la Constitución del 78 y el Estado de las Autonomías

Mapa sobre el estudio 'Renta nacional de España y su distribución provincial' elaborado por el Banco de Bilbao en 1977 y recogido por la revista 'Cuadernos para el diálogo' en enero de 1978.

Mapa sobre el estudio 'Renta nacional de España y su distribución provincial' elaborado por el Banco de Bilbao en 1977 y recogido por la revista 'Cuadernos para el diálogo' en enero de 1978. / Cuadernos para el diálogo

El estudio Renta nacional de España y su distribución provincial elaborado por el Banco de Bilbao en 1977 dibujaba un mapa sobre la riqueza, la pobreza y la despoblación en el que aparecía un espacio geográfico marcado como la España despoblada que se correspondía con lo que conocemos actualmente como Serranía Celtibérica. Han pasado más de 40 años desde aquel estudio y ese mismo territorio adolece del mismo problema, la despoblación. Esto nos sugiere una primera pregunta: ¿de qué han servido estos 43 años si todo sigue igual?

Portada del número de la revista. / Cuadernos para el diálogo

Este mapa se recogía en un reportaje publicado por la revista Cuadernos para el diálogo en el mes de enero de 1978. Ese artículo, firmado por Juan Muñoz y Ángel Serrano, de la Universidad Complutense, se titulaba Los pobres en un puño y reflexionaba sobre la nueva Constitución Española que se estaba tramitando entonces y que se aprobaría a finales de ese año 78 en referéndum. En concreto, apuntaba que la nueva Carta Magna no iba a “poner coto a la acentuación de los desequilibrios regionales agudizados hasta extremos de sangrante injusticia por cuarenta años de dictadura”, dice textualmente, y añade: “Madrid, Cataluña y el País Vasco seguirán actuando como sanguijuelas sobre el resto del país. Una Constitución que sancione la perpetuación de desigualdades irritantes no merece tal nombre”.

El artículo incide en la gestión de los aprovechamientos energéticos, que quedan en manos del Estado, y en la gestión medioambiental, que pasa a manos de las Comunidades Autónomas. Llama la atención ese mapa de la despoblación y ese triángulo que atraviesa las provincias de Soria, Teruel, Guadalajara y Cuenca.

En Hoy por Hoy Cuenca hemos analizado este tema con el catedrático de la Universidad de Zaragoza y promotor de la plataforma contra la despoblación Serranía Celtibérica, Francisco Burillo y con Joaquín Saúl García Marchante, titular de Geografía Humana y profesor colaborador honorífico de la Universidad de Castilla-La Mancha. Podéis escucharlo a continuación:

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Aquel estudio Renta nacional de España y su distribución provincial elaborado por el Banco de Bilbao en 1977 concluía diciendo que “la situación deprimida de extensas áreas de la geografía española, especialmente localizadas en Extremadura, Andalucía, Galicia y Castilla, requiere obviamente el esfuerzo solidario de toda la nación española. De otra forma, la España invertebrada seguirá vigente”.

Primera página del reportaje. / Cuadernos para el diálogo

“Estamos ante un problema de raíces históricas”, apunta Burillo. “Ahora, Guadalajara aparecería como territorio muy desarrollado, es el que más está creciendo según el INE, pero si quitamos la zona del corredor del Henares, lo que queda de la provincia, el 90% del territorio, tiene una densidad de población de 4 habitantes por kilómetro cuadrado, la más extrema de toda España. Esto se debe a que los datos se siguen calculando por provincias”.

En estas cuatro décadas, al menos se ha avanzado “en visibilizar los territorios”, apunta este profesor de la Universidad de Zaragoza. “Gracias a la investigación de Pilar Burillo, se ha identificado que el 54% del territorio español se encuentra con problemas de despoblación por debajo de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado”.

Segunda página del reportaje. / Cuadernos para el diálogo

“Castilla-La Mancha, ante el crecimiento de Madrid, ha ganado en riqueza en las provincias de Guadalajara y Toledo, mientras Cuenca ha perdido o mejor, no se beneficia de ese fenómeno, por estar más lejos de los 80 kilómetros que definen las áreas de influencia positivas y negativas”, apunta Joaquín Saúl García Marchante. “Igual le ocurre a Cuenca con Valencia, está demasiado lejos”.

Este reportaje de la revista Cuadernos para el diálogo incide en la producción de energía, en lo que aportaban los territorios menos desarrollados a finales de los años 70, y en las nulas compensaciones económicas que reciben por ello. El profesor Burillo añade a aquella producción de energía térmica e hidroeléctrica, “lo que aportan los aerogeneradores”, tras la expansión de la producción de energía eólica sobre todo en las provincias menos desarrolladas. “Las personas que están en estas zonas no reciben ningún beneficio por la instalación, en su día de los pantanos y ahora de los aerogeneradores, y pagan la electricidad con el mismo coste las zonas súper desarrolladas”, apunta Burillo. “Esa denuncia sigue vigente”.

Tercera página del reportaje. / Cuadernos para el diálogo

“La provincia de Cuenca en aquellos tiempos tenía cuatro centrales eléctricas en Villalba de la Sierra, en El Picazo, en Contreras y en el Puente de Vadillos sobre el río Guadiela, independientemente de las minicentrales que todos conocemos en los entornos de Cuenca capital, de la localidad de Enguídanos y en El Castellar”, apunta García Marchante, “pero ya es suficiente para valorar la alta producción de kilovatios de la provincia”.

“No lo debería decir”, apunta García Marchante, “pero será muy difícil que cambien las cosas, entre otras porque no hay masa crítica en nuestra tierra y esas actuaciones puntuales que se consideran imprescindibles, como la conexión con Levante por autovía de la ciudad de Cuenca y facilitar la instalación de empresas de factura moderna en espacios altamente dotados, no se ven en el horizonte próximo”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?