Viernes, 07 de Mayo de 2021

Otras localidades

Un estudio municipal apremia al Ayuntamiento a impulsar la rehabilitación de viviendas en el Casco Viejo

Los expertos piden que se recupere una oficina de rehabilitación propia para el barrio con el objetivo de revertir su deterioro

La calle Santo Domingo es una de las calles con mayores problemas en sus viviendas

La calle Santo Domingo es una de las calles con mayores problemas en sus viviendas / CADENA SER

Cualquier estrategia para regenerar el Casco Medieval de Vitoria “debe enfocarse en la rehabilitación del parque inmobiliario”. Así de claras son las conclusiones de un informe encargado por la sociedad municipal Ensanche 21 para orientar las futuras políticas públicas en el barrio más antiguo de la ciudad.  

El informe -’Propuestas para la gestión avanzada del ecosistema Casco Histórico de Vitoria-Gasteiz’- remarca que esa rehabilitación tiene que enfocarse también en las familias o propietarios con menores ingresos, “con el fin de asegurar unas condiciones habitacionales dignas”. El informe, que ha revisado todos los planes municipales relacionados con el Casco Viejo y ha recabado opiniones de vecinos y técnicos del Ayuntamiento, reclama una actitud “proactiva” del Ayuntamiento en la rehabilitación de las viviendas para "revertir el deterioro" del barrio

Para ello, los redactores del informe, al que ha tenido acceso la CADENA SER, consideran que es imprescindible que el Ayuntamiento ponga en marcha una ‘Oficina del Casco’, que tenga los medios suficientes para resolver las necesidades de los vecinos respecto a la rehabilitación de las viviendas. En Vitoria ya existía la Agencia de Rehabilitación del Casco Histórico (ARICH) pero fue fulminada por el Gobierno de Maroto y sustituida en esas funciones por Ensanche 21, que no ha conseguido hacer una política efectiva de rehabilitación de viviendas en Vitoria. El informe apuesta por reforzar la oficina ya existente, Casco Bizia, para convertirla en una auténtico organismo de rehabilitación en el Casco Viejo.

“Se hace patente la necesidad de contar con una Oficina capaz de promover el proceso de regeneración y revitalización, a través de una gestión proactiva que facilite y fomente la rehabilitación de viviendas”, se señala en este informe tras estudiar otras iniciativas de regeneración de cascos históricos en Santiago de Compostela, Barcelona y Bolonia.

Otro de los puntos clave es la revisión de la normativa sobre las ayudas a la rehabilitación "para conseguir incorporar a la población más vulnerable". Es necesario "facilitar los trámites y la obtención de financiación por parte de aquellos hogares con mayores dificultades económicas a la hora de promover obras de mejora en sus casas".

"Un cambio de enfoque” para poder llegar a las familias que no tienen recursos suficientes para rehabilitar sus viviendas. Hay “muchas familias” que necesitan otro tipo de fórmulas adecuadas a su situación socioeconómica. El informe apuesta por la elaboración de un censo de todas las viviendas del Casco Medieval que determine cuales son las condiciones de los pisos, pero también la situación económica por la que pasan los habitantes de esos pisos.

Proyecto piloto en Santo Domingo 40 y 42

El informe menciona la situación que se vive en las viviendas de los números 40 y 42 de la calle Santo Domingo. Sus vecinos fueron desalojados en 2017 por el peligro de colapso que sufría el edificio y la rehabilitación está pendiente, sin que el Ayuntamiento se haya decidido a resolverlo alegando que es un problema de particulares. 

Para los redactores de este estudio sin embargo lo ocurrido en Santo Domingo es “sintomático de la situación general de deterioro del parque inmobiliario del Casco en general y de esa calle en particular”. Y considera necesario abordar la resolución de este caso para afrontar situaciones similares en el resto del barrio.

La idea sería plantear un “proceso piloto” que a partir de este caso genere "un sistema o procedimiento de trabajo" que permita afrontar la rehabilitación de otros inmuebles de la calle, como por ejemplo, los números 18 y 38, y el resto de viviendas con problemas en el Casco Viejo.

En el caso de Santo Domingo 40 y 42 hay personas con una situación económica muy complicada para afrontar una rehabilitación en el marco de las ayudas actuales que otorga el Ayuntamiento. Y a ello se suman posicionamientos diferentes respecto a la rehabilitación del inmueble. Se deben aplicar, por tanto, tareas de "mediación y acompañamiento social".

El informe defiende además la puesta en marcha de un parque de viviendas en alquiler “que resulte atractivo y asequible tanto para los habitantes que viven en el Casco como para aquellas personas y familias que desean residir en el Casco pero que actualmente no encuentra una oferta adecuada a sus necesidades y presupuestos vitales”.

Además reclaman que Ensanche 21 y Servicios Sociales trabajen conjuntamente para garantizar el acceso a viviendas de alquiler a aquellas personas y familias que "estando en disposición de alquilar una vivienda en el Casco Medieval no logran acceder a una vivienda de alquiler por motivos que nada tienen que ver con su capacidad y garantías económicas para hacer frente a la renta mensual y garantías habitualmente exigidas en los contratos de arrendamiento". 

También apuesta por estudiar otros modelos habitaciones como el ‘cohosuing’ y cooperativas de viviendas de los que ya hay iniciativas en el barrio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?