Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

Un consenso que solo produce sufrimiento

La firma de María José Aguilar Idáñez, Catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales

Un consenso que solo produce sufrimiento

Cadena SER

Cada día mueren 152 personas dependientes sin haber llegado a recibir las prestaciones y servicios a los que tenían derecho. Hablamos de personas que no pueden hacer por sí mismas actividades de la vida diaria tan básicas como vestirse, asearse o comer.

Personas que, para sobrevivir y mantener la dignidad, requieren servicios de cuidado y prestaciones sobre los que se supone que hay total consenso, a tenor de los discursos políticos y declaraciones públicas: todos hablan de la urgencia y la necesidad de atender mediante políticas públicas a las personas en situación de dependencia.

Pero esta suposición es totalmente falsa. No lo digo yo, lo dice el Observatorio Estatal de Dependencia, que acaba de publicar los datos de 2020. Son datos terroríficos. Porque en el año de la pandemia, no sólo no se ha avanzado en protección de quienes son las personas más frágiles y que más necesitan apoyo y cuidados, sino que se ha retrocedido. Un retroceso aún peor que en los peores años de la crisis financiera y el 'austericido' que con ellas se cebó especialmente.

Por primera vez, todos los indicadores del sistema de atención a la dependencia han sido negativos en 2020. Incluyendo el número de personas reconocidas como dependientes. Ha habido un retroceso porcentual del 91% (con respecto a 2018) de las personas que reciben prestaciones.

En Castilla-La Mancha la inversión económica no solo no aumentó, sino que se redujo un 6%: casi 31 millones de euros. El gasto público por dependiente descendió por quinto año consecutivo en nuestra región (siendo ya un 13% inferior a la media nacional).

Por primera vez en la serie histórica de datos, ha disminuido el empleo generado por el Sistema de Atención a la Dependencia. Se han perdido 7.000 puestos de trabajo (casi una quinta parte solo en CLM: 1.200 puestos de trabajo destruidos en nuestra región).

En 2020 no se aumentó en España ni un solo euro el presupuesto de atención a las personas dependientes.

En 2020 murieron casi 60 mil personas en lista de espera, 20 mil pendientes de resolución y 35 mil sin haber podido ejercer los derechos derivados de su situación y sin recibir las atenciones a las que tenían derecho reconocido. Las listas de espera han bajado, no por la buena gestión del sistema, sino por las muertes de quienes estaban en ellas.

Si hubiese un índice de sufrimiento, las personas dependientes y sus familiares y cuidadoras ocuparían los primeros puestos.

¿De qué sirve tanto consenso en los discursos si nadie actúa en consecuencia?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?