SER Cofrade MálagaSER Cofrade Málaga
Ocio y cultura
GASTRONOMÍA

Leche frita, una delicia en Semana Santa

Leche frita / Toñi Sánchez

Málaga

Toñi Sánchez nos acerca cada día esta Semana Santa a recetas típicas de esta época y muy malagueñas, gracias a su blog "Mi cocina Carmen Rosa". Este Martes Santo aprendemos a preparar leche frita.

Leche frita, una delicia en Semana Santa

06:14

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1617136316_277283/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ingredientes:

Medio litro de leche, 80 gramos de maicena, la piel de una naranja (procurando que no tenga la parte blanca), 80 gramos de azúcar, una rama de canela, harina de trigo (para empanar), dos huevos medianos, aceite de oliva suave (para freir), azúcar y canela molida (para rebozar).

Preparación:

En un vaso de leche fría diluir la maicena. Mientras endulzar el resto de la leche con el azúcar y ponerla a cocer, con la piel de la naranja y la canela llevándola a ebullición y retirándola del fuego dejarla un rato para que se infusione.

Retirar la cáscara de la naranja y la rama de canela. Poner nuevamente el cazo en el fuego y cuando comience a hervir, echar el vaso de leche donde se ha disuelto la maicena, removiendo para que espese durante un minuto y apartar del fuego.

Echar la leche en un recipiente rectangular que esté húmedo (así conseguiremos que se despegue fácilmente cuando haya que desmoldar), dejarlo enfriar y meterlo en el frigorífico (aconsejo de un día para otro, así cogerá más cuerpo). Una vez desmoldado hay que cortarlo en trozos, lo más habitual es darle forma cuadrada o rectangular yo usé unos moldes de hacer galletas en forma de flor (se pueden realizar del tamaño y forma que deseen).

Echar en un recipiente la harina de trigo y en otro batir los huevos. Emborrizar cada trozo primero en harina, pasarlo por huevo batido y freírlos en abundante aceite caliente.

Una vez dorados los trozos por ambos lados, pasarlo a un plato con papel de cocina, a fin de que absorba el aceite. Colocar en un plato azúcar con canela y rebozar los trozos, o bien espolvorear el azúcar y la canela por encima.

Un riquísimo postre, que pensándolo bien viene a ser unas croquetas dulces, unos trocitos de una bechamel dulce, de color dorado, con una textura cremosa y consistente, una delicia para el paladar.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad