Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Cuando Camilo Sesto fue el Jesucristo español

En el 50 aniversario del estreno de Jesucristo Superstar en Broadway, recordamos cómo el cantante alcoyano se empeñó (y lo logró) en traer el musical a nuestro país, toda una osadía en los coletazos de la dictadura

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Este 2021 es el 50 aniversario del estreno del musical Jesucristo Superstar en Broadway. Fue un 12 de octubre de 1971, un año después de haberse publicado el disco. Sus creadores, los británicos Andrew Lloyd Webber (música) y Tim Rice (letras) decidieron estrenar en Brodway dado el gran éxito que el álbum tuvo en los Estados Unidos. Un año más tarde, se presentaba en Londres. A uno de sus pases acudió el cantante español Camilo Sesto, a quien ya le rondaba por la cabeza la idea de adaptar la obra al español. Allí, en el Palace Theatre del West End londinense, Camilo quedó apabullado por el musical, y se convenció no sólo de que él sería el Jesucristo español, sino que impulsaría la adaptación de la obra.

Y como ningún empresario se atrevió a financiar el proyecto, el propio Camilo lo pagó de su bolsillo. Oficialmente, 12 millones de pesetas de la época, aunque años más tarde, el propio Camilo triplicaría la cifra.

Así, el 6 de noviembre de 1975, la versión española de Jesucristo Superstar se estrenaba en el Teatro Alcalá Palace de Madrid, con Camilo Sesto como protagonista y mecenas del musical. No fueron pocas las trabas que tuvo que superar: si en Estados Unidos y Reino Unido la peculiar versión de la Pasión de Jesucristo había generado gran controversia y furiosa oposición en los sectores más conservadores, hay que imaginar cómo fue en aquella España con el dictador agonizante (fallecería dos semanas más tarde) y en un clima de enorme tensión política y social.

El estreno de la película, dos años antes, no había ayudado a calmar los ánimos: Jesucristo Superstar suponía una revolucionaria e inédita aproximación a la figura de Jesús, junto a la que cobraban enorme protagonismo Maria Magdalena y sus intensos sentimientos hacia el Maestro, y un Judas tan protagonista como Cristo, con quien discute y duda sobre su divinidad. La obra presentaba a un Jesucristo humanizado y con cierta esencia “hippie” (los efectos del musical “Hair” aún eran patentes).

Finalmente, la Iglesia española miró hacia otro lado, (tampoco tenían otra opción, en el Vaticano estaban encantados con la obra) pero la autorización para que el musical arrancara se retrasó una y otra vez, hasta que, cuatro años después de que Camilo viera la obra en Londres, pudo estrenarse en Madrid. Y aunque la censura y varias “manos negras” acabaron cediendo, los integristas pusieron el grito en el cielo (nunca mejor dicho) y los grupos ultras amenazaron una y otra vez las representaciones de la obra con manifestaciones y continuas amenazas de bomba.

Jesucristo Superstar, versión española / Cadena Ser

El musical fue un éxito colosal, con un reparto espectacular en el que el Jesucristo de Camilo estaba flanqueado por un soberbio Teddy Bautista en el papel de Judas (y dirección musical) y una entonces desconocida Angela Carrasco, que saltó al estrellato con su brillante interpretación de María Magdalena. Y, por supuesto, una colosal actuación de Camilo Sesto, inmortalizada en la pieza Getsemaní, que le supuso reconocimiento y respeto unánime. Aquella versión española de Jesucristo Superstar está considerada como la mejor versión que se hizo del original. El propio Andrew Lloyd Webber lo reconoció: “Si alguna adaptación del musical puede plantarle cara al original, es la versión española.”

Pese a las limitaciones técnicas de la época (los intérpretes cantaban con micros con cable) y la escasa cultura en musicales, la obra estuvo cuatro meses en cartel con un enorme éxito. Vicente Fabuel, coleccionista, investigador y divulgador musical, señala que “es una lástima que no se prolongase en el tiempo y que hubiese podido girar por todo el país, hubiera sido apoteósico. Las posteriores revisiones de la obra, con todos los respetos, no estaban a la misma altura. Camilo soñó con girar por muchos países, pero no pudo ser. Eso sí, el disco de ésta adaptación en español, fue un éxito soberbio, vendió una auténtica barbaridad en los países latinos, desde Estados Unidos hasta Chile.

Y un rumor de la época, no suficientemente contrastado: ¿intentó Raphael ser Jesucristo Superstar?

Museo de Camilo Sesto en Alcoy

Algunas de las piezas que se utilizaron en este legendario musical serán expuestas en el museo dedicado a Camilo Sesto en Alcoy y cuya inauguración se especulaba pudiera coincidir con el segundo aniversario de la muerte de Camilo Sesto, el próximo 8 de septiembre. Sin embargo, Raúl Llopis, concejal de cultura del Ayuntamiento de Alcoy, reconoce que no va a ser posible: “Desgraciadamente los tiempos de la Administración son lo que son, y el museo no verá la luz hasta el 2022. Eso sí, va a significar una gran revitalización de la localidad de Alcoy, tenemos preparadas unas rutas por lugares emblemáticos relacionados con Camilo, que comprenden el colegio donde estudió, los sitios donde empezó a actuar, el museo, y el lugar del cementerio donde reposan sus restos.” Entre las piezas que albergará este museo están las sandalias que Camilo utilizó para representar a Jesucristo, los grilletes con que fue arrestado y bocetos del vestuario y el musical.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?